Moqueando, que es gerundio

Estándar

Ay, que calamidad!! Estupenda que estoy de mis lolas, y pillo un resfriado de narices (literalmente).

No se si ha sido la pequeñaja que ha andado con anginas, o los fríos polares de los pasillos de acceso al quirófano, pero la he agarrado con ganas.

Aquí sigo, algo aburrida porque no puedo hacer nada (leasé no puedo conducir ni coger a la princesa), por lo que no tengo a mano ni a mi cachorra ni a mi coche, sniff sniff.

El coche anda aparcado muy cerquita, y la bebé estuvo de visita este domingo y todavía me dura la sonrisa. Ha vuelto tan contenta a su retiro preferido, donde sabe que dan mimos como en ningún otro lugar, y me dejó muy claro que no quiere ir más al “tole”. Veremos a ver cómo la camelo cuando toque.

Las horas en casa pasan bastante más rápido que en el hospital, claro está, pero aún así las tardes se me hacen eternas hasta que llega la sirena de su entreno y consigue llenar el silencio.

Me encuentro fenomenal, aunque sería difícil no estarlo si lo único a lo que me dedico es a ver cómo los demás interactúan desde mi refugio en el sofá con mi mantita. No tengo horarios, ni obligaciones. Sólo esperar que llegue el viernes para, por fin, coger mi cochecito y llegar a consulta para oir que de verdad todo va como la seda.

El siguiente capítulo será crear de la nada una aureola y un pezón. Y no os puedo contar cómo va a ser porque por ahora ni yo misma estoy bien informada. Se que tendré que hacerlo en el Ramón y Cajal y ya serán (si las hay) anestesias locales, pero poco más.

El Ramón y Cajal tenía que ser. Con la manía que cogí a ese hospital cuando estuvo allí mi papi.

Eso es lo que pasa, que nunca podremos dar valoraciones imparciales sobre un hospital. Sólo nos dejamos llevar por cómo nos ha ido, lógico por otra parte. Por eso no quiero hacer mala sangre y dar una oportunidad al equipo de micropigmentación, que seguro que lo merecen. Pero cuando entre por la puerta no podré evitar maldecir en arameo, que me perdonen.

Por hoy vamos terminando. He hecho pequeñas variaciones en el blog, me gustaría saber si os ha dado algún problema y si os gustan, claro. Si no las notais también quiero saberlo.

Así que hoy me despido con un enorme… OS LEO!!

Anuncios

Acerca de adioslolasadios

43 años en la actualidad, madre de dos hijas, talaverana de nacimiento, madrileña "de las afueras" de adopción. He pasado por una oposición, dos divorcios, un accidente de tráfico, un cáncer bilateral de mama con 33 años , 8 sesiones de quimio, 33 de radio, una lipoestructura, que no lipoescultura, saber que tengo un gen pocho que me hacer ser paciente de alto riesgo, quitarme los ovarios y su menopausia prematura, unas cuantas biopsias, y en el 2011, una mastectomía bilateral y su posterior reconstrucción. Convivo con alguna secuela y me encanta sonreir. Vamos, que ya era hora que me desahogara, ¿que no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s