Archivo de la etiqueta: pezón

Jero Tattoo

Estándar
Jero Tattoo

Os voy a contar uno de los secretos que más me ha costado guardar, pero no me lo tengáis en cuenta, era necesario probar para poderos contar de primera mano.

Hace unos meses llegó a mis ojillos un post en Facebook sobre un tatuador en Madrid que realizaba, gratuitamente, el pezón y la aureola a pacientes de cáncer de mama reconstruídas. Y allá fuí yo, mensaje en ristre, para informarme, preguntar, pedir cita y empezar a agradecer sin fin.

Ayer era el día D, las 18:00 la hora H, y a las 17:50 abrimos la puerta mis nervios, mi sonrisa y yo, por ese orden. Al otro lado me recibió otra sonrisa enorme llamada Esther, y, al segundo, apareció Jero. No se si os ha pasado alguna vez, pero existen personas con las que conectas desde el primer ¡Hola!, y Jero ha sido una de ellas.

Archivo_001

Se lo repetí mil veces porque lo siento así, GRACIAS, aunque creo que no son conscientes de la labor que hacen con un gesto en apariencia tan sencillo. Yo, como todas las que pasaremos por allí, tenía hecha la micropigmentación del pezón, lo que significa que la tinta se va reabsorbiendo y hay que repasarlo cada dos años, aproximadamente. Con el tatuaje, es evidente, se acabó ese repaso bianual, sin contar el realismo, mucho mayor, y, lo más importante, la imagen que me devuelve el espejo vuelve a ser casi casi la de antes.

El colmo de su generosidad es pertenecer a una red de Tatuadores Solidarios que ya están funcionando en distintos lugares de la península y parte del extranjero (frase muy EGB)- Pinchad en el enlace y tendréis toda la información del más cercano a vuestra casa.

Sólo es necesario un poquito de paciencia, porque entenderéis que sus listas de espera son enormes, pero creo que algo que nos caracteriza a las mastectomizadas es que sabemos esperar si el resultado merece la pena 😉


Y aquí tenéis mi obra de arte particular.

Corred a coger el teléfono para pedir vuestra cita. Y si tienes algún amigo/amiga/colega/vecino tatuador/a, háblale del proyecto. Quizá se anime a colaborar y la lista de espera se vuelva pequeñita.

Os leo!!

 

Anuncios

Tatuajes

Estándar
Tatuajes

Tenéis toda la razón, os leo menos, hago paréntesis aprovechando mi descanso médico, aunque sigo con los ojos y los oídos bien abiertos, no lo dudéis.

Y como yo paro, pero mi cabeza va por libre, estoy procesando ideas de futuro, y una de ellas, desde el principio del proceso de “destete”, ha sido tatuarme las lolas, celebrando, en primer lugar, que puedo, y, en segundo lugar, que me gusta la tinta en la piel y, sobre todo, su efecto camuflando aquello que no me gusta tanto.

Hace mucho tiempo que elegí el dibujo que quería, y mi cirujano plástico sonríe cada vez que se lo cuento, pero a mí me parece perfecto el resumen que hace de mi relación con la enfermedad. Lo publicó Kukuxumusu y me enamoré, yo creo que ya os lo he enseñado antes.

Es éste:

KUKUXUMUSU

Tengo claro que lo pondré en la lola izquierda, donde la cicatriz tiene un lateral más marcado, y dejaré que se vea, para que todas las pupilas que se paren a mirar tengan la posibilidad de saber por qué soy tan generosa con el escote, jejeje.

El dibujo lo tiene todo: la enfermedad, el tratamiento, las secuelas, la amistad (donde yo englobo todo: desde mis amigas y sus risas, pasando por la familia y su abrazo, terminando por los equipos médicos que me han tendido su mano y sus conocimientos) y el espíritu ganador pisando el cangrejo, aplastando el cáncer.

Una vez que encuentre el/la artista que se atreva y los fondos económicos necesarios, que no son pocos, os lo enseñaré orgullosa.

Y por si no fuera suficiente, ya sabéis lo exagerada que soy para todo, he pensado en darle forma al pezón.

Desgraciadamente, no me puedo permitir un viajecito a New Orleans para ponerme en manos de Vinnie Myers. Oí hablar de él hace ya unos años, y estos últimos días ha salido en distintos medios su labor, una auténtica obra de arte. Os dejo algunas fotos para que podáis apreciarlo.

PEZON2 PEZON3PEZON5PEZON4

Ya os conté en Micropigmantaciones y otras cosas raras cómo fue mi proceso que, a diferencia de un tatuaje, tengo que ir retocando cada año y medio o dos años, porque el color es reabsorbido por el cuerpo. De ahí mi interés por el tatuaje, pero es una lástima tener un monedero vacío.

Sólo he mirado un poco por google, pero mirad que cosas más curiosas he descubierto:

TATU4

Me encanta esta opción, es una de mis favoritas.

TATU3

También me parece original. Y lo puede hacer cualquier tatuador, no necesariamente especializado en aureolas.

TATU1

Y la tercera. Es algo más exagerada, pero con alguna modificación, también puede quedar digna de enseñar 😉

________

Y en éstas estoy, dilucidando qué, con quien, cuando y dónde. Me encantaría leer vuestras opiniones, incluso que me enseñéis vuestro tatu soñado, si es que lo tenéis.

Como siempre, gracias por estar.

Os leo!!

Repaso médico

Estándar

Empezamos a despedir el 2013 y llega el momento de los especiales recordando los hechos destacados. Así que me toca retroceder doce meses y valorar mi año médico.

Enero: Todavía de baja médica, en periodo de descanso del “relleno” de prótesis, y con la agenda llena de consultas para preparar el siguiente quirófano.

Febrero: Más citas y lista de espera para cambiar expansores por prótesis.

Marzo: Quirófano, ingreso de una noche y estreno de prótesis siliconadas. Feliz. Muy feliz.

Abril: Revisión de onco con resultados estupendos, y recuperación más estupenda todavía de la última intervención.

Mayo: Vuelta a las consultas y los preoperatorios para “construir” pezones.

Junio: Quirófano express con anestesia local. Dos pezones perfectos sin apenas recuperación y un montón de estrenos de bikinis que, tras unos años, empiezan a quedar rellenos y potentes.

Julio: La vida plena al 100% con incorporación al trabajo incluído. Tos de abuelete y revisión de radioterapia. De nuevo, resultados favorables.

Agosto: Rutina, pura rutina.

Septiembre: Visita al Ramón y Cajal para prueba de alergia y cita de micropigmentación. El tiempo vuela.

Octubre: Revisión de onco. Y sí, otra vez positivo.

Noviembre: De nuevo la rutina.

Diciembre: Cierro los ojos, hago recuento, y salto de alegría.

Es increíble cómo pasa el tiempo, cómo somos capaces de adaptar situaciones límite a la vida que continúa imparable.

No puedo dejar de aplaudirme, perdonad mi soberbia.

Definitivamente, el 2013 ha sido un buen año. Si hay salud, hay futuro.

Ya me voy, no sin antes desearos una bonita Noche. Feliz Navidad, pandilla.

Os leo!!

Micropigmentaciones y otras cosas raras

Estándar

Bienvenidos de nuevo. Lo primero de todo, pediros disculpas por el abandono, pero mis lolas y yo merecíamos un descanso.

Todo bien por ahí?? Espero y deseo que halláis pasado un renovador verano, capaz de empujar con los recuerdos cada vez que necesitéis impulso.
Por aquí todo bien, con poquitas novedades, aunque buenas.

Incorporación laboral: bien.
Incorporación colegial: también bien.
Médicos: entretenidos.

Después del susto con mi tos de señor mayor, aparece un bulto en mi mano derecha que consigue acelerarme los nervios. Tras consulta con oncología, nada que temer. Articulaciones que quieren destacar saliendo de su cauce normal.

20130910-122658.jpg
Y ya llegó la esperada consulta con micropigmentación, siguiente y ultimo paso del proceso “tetil”.
Esta vez en el Hospital Ramón y Cajal, una inmensa mole de malos recuerdos que suspiré junto a mi hermana, que ya se sabe que los tormentos juntas son un poco más llevaderos.
La enfermera encantadora, de las que a mí me gustan, dejando todo claro y hablando en mi idioma. En enero tengo entradas para exponer mi lienzo…hay que reconocer que estoy espesa esta mañana. Y eso que me he tomado mi relaxing cup of café con leche con la mejor compañía 😉
Para los que no sabemos bien lo que es la micropigmentación, he buscado una foto muy gráfica. Lo sé, parece un tatuaje. La diferencia es que la micro no penetra en capas tan profundas de la piel, porque nadie sabe lo que tenemos bajo tanta reconstrucción.

20130910-121812.jpg
Y con todo esto os dejo por hoy.
Recordad que septiembre es el mes de los buenos propósitos. Meta a meta se hace mucho más divertida la aventura de vivir.

Os leo!!

Novedad novedosa

Estándar

Solo una incursión chiquitina para contaros que tras la revisión del viernes en la que todo evoluciona según lo previsto, hoy va a ser mi primera ducha de cuerpo entero desde el martes pasado.

image

Eso se traduce en la primera vez que me voy a quitar las vendas en casa. La primera vez que Jaime va a ver el resultado.

Y estoy muy nerviosa por que llegue ese momento. Llevo tanto tiempo con unas lolas tan artificiales, tan poco parecidas a un pecho real…
Así que mientras espero una respiración completamente profunda por parte de la peque, que justo hoy está despejada por completo, he querido compartir con vosotros mi emoción.

Dentro de poco os cuento como ha sido…o no 😉

Os leo!!

100 B

Estándar

Lo habéis adivinado. Por fin, después de casi seis interminables años, tengo nueva talla de sujetador!! (ahora los aplausos, por favor).

20130520_204312

Una experiencia única. Ir a una tienda como una adolescente, deseando que me midan y presumir de resultados.

El viernes tuve consulta con mi cirujano, y ya tengo permiso para llevar sujetadores con aro. Agradecida a los sujetadores de abuela postoperatorios, a los de camiseta cómodos para dormir, pero mis lolas y yo estábamos deseando asomar por encima de los escotes.

Ya solo quedan unas tres semanas para poder hacer casi casi casi vida normal.

Vuelvo a estar de nuevo en lista de espera. Esta vez será anestesia local, toda una novedad para mí. Con lo morbosa que soy con el tema médicos, me estoy imaginando de charleta con el equipo de cirujanos y dando mi opinión. Acabarán anestesiándome la voz, ya lo veréis.

Que para qué es la lista de espera? Para “fabricarme” un par de pezones nuevos, también a la carta. Es el penúltimo paso para alcanzar la perfección. Ya sólo quedará darle un toque de color y al Interviú en portada ;).

Os lo confieso: estoy feliz. La sonrisa se escapa de mi cara cada vez que mi mirada se posa en un espejo y veo el perfil. O cada vez que bajo la vista y veo más lolas que barriga, que ya es difícil. O cada vez que me pruebo algo de ropa del año pasado y mi cabeza compara imágines. O cuando me pruebo las partes de arriba de los bikinis hasta ahora prohibidos en público.

No puedo pedir más, el resultado ha sido magnífico no sólo en el aspecto físico. Las lolas nuevas han servido para espantar millones de fantasmas de mi cabeza.

Eso no significa que no siga en tensión pensando en mi próxima revisión ginecológica, o en los pinchazos traicioneros bajo la axila que me dejan sin respiración. Simplemente el nuevo estado me da fuerzas para seguir lidiando en esta plaza con mayor intensidad.

Playas de España, preparad las olas, que no me va a importar mucho que mi bikini salga flotando!!

Os leo!

 

Montando piezas

Estándar

Como en un puzzle. Así ando, montando las piezas.
Poco a poco se empieza a ver la forma.

Nos hemos despedido de la escayola, aunque ha dejado huella en forma de rozadura. Contado por el propio personal del hospital, el material que les han comprado es malo. Tanto, que hace heridas. Bendito estado del bienestar.

Mis lolas han pasado hoy la revisión. Están estupendas. Pero hasta dentro de un mes no vuelvo. Entonces entraré de nuevo en lista de espera para que me “fabriquen” un pezón de la nada.
No os lo niego. Estoy tristona. Pensé que iba a ser todo más rápido. Pero el doctor tiene toda la razón: sólo hace un mes.
Me pueden las ganas de terminar por fin con todo. De poder decir con total seguridad que ya ha terminado el proceso.

Empiezo a estar muy cansada. Yo, que tantas veces he presumido de paciencia, me tengo que tragar mis palabras.

Me está costando mantener el estado de ánimo en lo alto, aunque ya sabéis que mis caídas duran poco. Y esta vez seguro que se vuelve a cumplir.

Os dejo ya, esperando que el sol que asoma me caliente y me llene de vitaminas.

Os leo!