Archivo de la etiqueta: Talavera de la Reina

Si estuviera él…

Estándar
Si estuviera él…

Ayer fue un día raro. Aunque exactamente no se si raro es la palabra perfecta para definirlo.

Se juntaron las cosas del cielo, tan idílicas, tan mágicas, las que añoro, con las terrenales más feas, desagradables y malolientes que me puedan pasar. Y me pasé todo el día pensando en él, exactamente en si hubiera estado él conmigo.

Un 21 de septiembre habríamos intentado pasarlo juntos, en su Talavera, que para eso son las fiestas de San Mateo y los abuelos están preparados y listos para darlo todo en los atronadores cacharritos.

 

Un 21 de septiembre habríamos cerveceado en cualquiera de nuestros sitios favoritos, que eran son unos cuantos, tomando un aperitivo tras otro e, incluso, prendiendo servilleta y brindando bien fuerte.

Un 21 de septiembre habríamos hablado de lo nerviosa que estoy porque me tocan las revisiones semestrales, del conflicto con el Referéndum, del mal estado del río Tajo y la vergonzosa pasividad de los políticos.

Pero, sobre todo, un 21 de septiembre habría abrazado con locura a su morena, se habría partido de la risa con la rubia y sus locuras, se habría vuelto sordo de tanto “Abuelo, Abuelo”, habría sido el pavo real con las plumas más llamativas del ferial, porque estaría rodeado de lo que más quería en esta vida, su FAMILIA.

 

En cambio, este sexto 21 de septiembre en el que él ya no está, he tenido que pasar una mañana tensa aunque necesaria. No he viajado a su Talavera. No ha habido cacharritos, aunque sí brindé por él, capturé el amanecer más bonito porque era un apasionado de la fotografía (es la foto de arriba), me sentí muy orgullosa de mis niñas por motivos muy distintos pero igual de importantes, reí hasta llorar y lloré de rabia, me pudo la congoja en algunos momentos, pero creo que conseguí que el 21 de septiembre siga siendo SU DÍA, y ni nada ni nadie sea capaz de cambiar eso.

Felices 79, papá. La celebración cambiará, pero el motivo jamás lo hará.

Te quiero, te queremos, y siempre seguirás siendo el único hombre de mi vida.

Os leo!!

Anuncios

Matrioskas

Estándar

¿Sabéis qué son las matrioskas? Esas muñequitas rusas escondidas unas dentro de las otras.

images

Pues os voy a contar un secreto: mi grupo de whatsapp familiar se llama así, MATRIOSKAS. Una de mis hermanas, avispada ella, le puso el título, y no puede ser más acertado.

La primera, la más grande, la que nos cobija a todas, nuestra Bábushka. Enorme por dentro, de ahí su capacidad de acoger a siete mujeres bajo sus alas, y dentro de poco la más chiquitita por fuera, sobrepasada por las pedazo de adolescentes que presumen de ella. Se lo decimos poco, las Soriano somos así de setas, pero la queremos por encima de todo y de todos. Nuestra enfermera jefe, pendiente de revisiones, exámenes, pruebas y desdichas, recogiendo lágrimas y curando corazones rotos.

Después vienen las tres hermanas, unidas físicamente por heridas de quirófano, y en alma por destinos paralelos y sufrimiento de despedida. No somos idénticas, incluso ni parecidas en muchos aspectos, pero siempre iremos atadas al hilo rojo que el Sr. Soriano nos dejó prendido.

Detrás de nosotras, cuatro trofeos en construcción.

  • La “seño”, sobrina mayor, ejemplo del resto, lanzadora de carcajadas y consejos.
  • La rubia soñadora de ojos verdes, hormiguita, construyendo su camino casi sin hacer ruido, bailando con las nubes.
  • Mi morena exótica, con un curioso parecido a su prima mayor, capaz de recepcionar las carcajadas y mandarlas de vuelta a mayor velocidad, el hombro donde apoyarme estos últimos meses.
  • Y la pequeña rubia, el regalo, consuelo de lágrimas en años difíciles, más parecida a veces a su prima de ojos verdes que a su hermana, escandalosa, revoltosa, pura vida.

Y todas, como desde hace ya cinco años (cinco), volveremos a meternos unas dentro de las otras para volver a dejar que el agua arrastre nuestras flores, y con él los recuerdos, el dolor de la pérdida, las horas pensando en él, nuestros esfuerzos por que la pequeña tenga el recuerdo que el maldito cáncer no ha dejado que crearan juntos.

Papá, el sábado nos vemos. Te sigo echando de menos como el primer día, sigo mirando al cielo mientras te hablo, sigo llorando con tu recuerdo, y últimamente necesito tus collejas más que nada en este mundo.

Os leo!!

De paseo por la Trinidad

Estándar

image

Os leo!

————————————————————————————————

Since always, with your arm on my shoulders, we are walking along the Trinidad, way of the street San Francisco, seeing shop windows. We comment on the last information of the surveys, giving the reason to the disappointment that we feel before this short-cut of sausages. Of step, you tell me that so-and-so, some post of the Meeting community, has tied someone, and seat, I listen to you, we think, I tell you some case of Madrid, coming to the same conclusion the two, since always.

We speak about the injustices in the work, about the vagabonds who suck of the flask, of you them pay that they steal us and the schedules that extend us for nothing, justifying, or not, raising the voice for the fever of the moment, I listen, again, to all that you know, how many reason.

We comment on something on the Atleti, YOUR Atleti, good if they are OK, and well if they are defending badly, always “the rojiblanco”. Sigh dad, if you saw what is doing Simeone, which you gain of hearing your opinion.

We come to the Montearagueña, to a cañita taking, with appetizer, if it needs we stick in order that ultimately always you pay your… It walks, silly, throws….

We follow for the street San Francisco speaking about the babies, the school, the duties, the schedules, the competitions… Of step, we remember something of when it was swimming, or to someone, or you tell me if so-and-so lives out or if that one continues in the world of the sport.

Sigh, dad, since I you miss. That difficult to come again to Talavera on November 9, re-living since it was weeping for the sky three years ago. I do not want to forget, cannot, do not want to remember, cannot.

We it will spend the 8 with you and without you, throwing flowers to your recollection and praying for one more year being united, though we are angry with your Virgin for stealing yourself.

It takes care of all, especially of the small ones that they manage to make ourselves laugh, to become mad and to lose the patience. I am sincere, a hatred this day, though like to return to be all together, assembled to remember something that we did not want to forget.

I love you, and I will loving you as to nobody. I continue giving walks, wrangle of the arm of your wife, nurse chief in I activate again, sticking shouts to the teenagers who do not find out not about the NODE, conversing with your morenita, which already has great that to count, and of the hand of the small blonde, the gift.

You did it very well, eight women stuck to your recollection walking along the Trinidad.

Cosas que no quiero olvidar

Estándar
Cosas que no quiero olvidar

De vez en cuando, será por la edad, por las canas que me devuelve el espejo, o por las horas libres que me deja la baja laboral, me gusta hacer recuentos, listas, balanzas….Y llevo unos días pensando en cosas que no quiero olvidar cuando sea esa viejecita entrada en carnes, llena de arrugas de expresión y con el pecho turgente 😉

NO QUIERO OLVIDAR los abrazos de mi rubita por la mañana, recién abiertos los ojos, en los que no nos decimos nada y nos lo estamos diciendo todo.

NO QUIERO OLVIDAR el olor de mi niña mayor.

NO QUIERO OLVIDAR cómo es despertar abrazada, con un buenos días al oído y un beso en el cuello.

NO QUIERO OLVIDAR los bailes ridículos en la cocina.

NO QUIERO OLVIDAR que un “frigorito” y un “murciégalo” me han  hecho reir a carcajadas.

NO QUIERO OLVIDAR cómo era pasear con un brazo en mis hombros hablando de política camino de la Basílica.

NO QUIERO OLVIDAR reir hasta llorar.

NO QUIERO OLVIDAR los cafés a voces.

NO QUIERO OLVIDAR cómo estoy aprendiendo a querer y a dejarme querer.

NO QUIERO OLVIDAR los errores que alimentan, de los que he sacado lecciones, los que me han hecho mejor.

NO QUIERO OLVIDAR dibujos, notas, canciones, colegios, rutinas, su vida.

NO QUIERO OLVIDAR que mañana llegará haga lo que haga, incluso si no he sabido disfrutar el hoy.

NO QUIERO OLVIDAR que me gusta hablar, que me gusta la persona en la que me he convertido, y, sobre todo, cómo he llegado a ser ese nuevo yo.

NO QUIERO OLVIDAR lo bueno, lo malo, las marcas, las cicatrices, el lado positivo del bicho que amenaza.

NO QUIERO OLVIDAR el camino que me hace llegar a sonreir.

NO QUIERO OLVIDAR que puedo.

NO QUIERO OLVIDAR-las

NO QUIERO OLVIDAR-le

NO QUIERO OLVIDAR-te

Os leo!!

Ferias

Estándar

Fin de semana de feria. Otra vez la música atronadora, los paseos al sol y el constante recuerdo.

Ayer hubiera cumplido 74 años. Para mí los cumplió, aunque no fue un cumpleaños feliz. De los peores días que recuerdo.

Pero… me niego a seguir tan melancólica día tras día.
Os tengo que contar que me han vuelto a “inflar” las lolas. Otros 80 cc en cada una. En total, 460 cc llevo acumulado. Ya empiezo a notar la tirantez de la piel, que sigo hidratando todas las noches con mi barra de cacao para ayudarla.
Ahora sí afirmo que tengo un buen par. De hecho, después de muchísimo tiempo, he notado una mirada perdida a mi escote mientras pagaba la compra, algo que ha subido por las nubes la autoestima, que buena falta me hace.

No paso por mis mejores días, la verdad. Es muy difícil intentar ser un 33,3% exacta, imparcial y correcta. Y mucho me temo que las consecuencias tienen un precio altísimo.
Lo siento por ponerlo tan difícil de entender; como dice mi madre, “yo me entiendo”.

Pero el show continúa, y no me puedo permitir tantas incertidumbres este fin de semana, porque nos esperan los ponys y los coches de choque.

Feliz fin de semana. Voy a intentar acurrucar a la pequeña en estos cántaros que tengo por lolas, a ver si consigo que tenga dulces sueños.

Os leo!

Viernes Santo

Estándar

Viernes Santo. Capiruchos, tambores, Nazarenos, Cruces y lluvia. Triste, triste y triste.

Aunque me he reído mucho y muy alto para alejar fantasmas, con tanta ocurrencia de las más pequeñas de la familia (Paloma, a estudiar; Marta, mañana comida guay 😉

Y por fin ya estamos todos juntos. Cuánto abrazo de oso, cuanto besito y cuanto besazo. Así da gusto volver. Aunque la vuelta suponga de nuevo notar el vacío del abuelo.

Hoy os dejo pronto, que hace mucho frío y me duele mucho el estómago. Voy a “culturear” un poco viendo las procesiones talaveranas, si el diluvio que cae ahora mismo nos deja.

Que terminéis bien esta santa semana. Os quiero a todos de vuelta el domingo.