Archivo de la etiqueta: BRCA1

Hijas del cáncer

Estándar
Hijas del cáncer

VÍDEO ENTREVISTA EL MUNDO SALUD

NO EMPIECES A LEER SIN VER EL VÍDEO. VENGA, QUE ES MUY CORTITO!!!

Os enseño otra colaboración bonita bonita para el pasado 4 de febrero, día Mundial del Cáncer.

Esta vez, en la mejor de las compañías de nuevo, la de mi hermana Kika, la más valiente, positiva, resiliente y la persona con mayor capacidad de superación que conozco. Tiene el carnet de mejor tía delmundomundial (todo junto), el de payasa, el de pasota, el de vencedora de adversidades, y todos se los ha sacado cerquita de mí, algo de lo que me alegro cada día que pasa.

Y las dos juntitas pasamos una tarde entre flashes y columpios contandole a María nuestra experiencia, nuestras adversidades, pero, sobre todo, intentando dar una lectura positiva del puñetero bicho.

Resumen de mi árbol genealógico.


  • † Bisabuela paterna. 62 años. Ca mama, ovarios, óseo
  • † Abuela paterna. 60 años. Ca mama, pulmón, endometrio
† HERMANAS DE MI ABUELA
1.- 34 años. Ca ovarios, mama
2.- 30 años. Ca mama
3.- 62 años. Ca ovarios
4.- 76 años. Ca ovarios
5.- 72 años. Ca ovarios.
† HERMANOS DE MI ABUELA
1.- 74 años. Ca Hígado, Estómago
2.- 70 años. Ca Hígado, Estómago, Páncreas
  • † Mi padre. 72 años. Ca pleura.
  • Mi hermana mayor. Superviviente Ca ovarios con 46 años
  • Kika. Superviviente Ca ovarios (4o años) y Ca peritoneo (44 años)
  • Yo. Superviviente Ca mama (33 años)

 

Las dos somos pacientes de cáncer, supervivientes de cáncer, nietas, hijas, sobrinas y primas del cáncer, nuestro historial médico ocupa dos carpetas, hemos conseguido conectar oncólogos, hospitales y consultas, y, con la ayuda de todos los que ya no pueden luchar, seguiremos batiendo records, cambiando estadísticas y dando clases de cómo sonreir con un nudo en el estómago.

Os dejo ya, con el enlace a la página donde podeís hacer pequeñas, enanas o grandiosas donaciones para que el libro más bonito del mundo, EN EL AMOR&EN EL CÁNCER vea la luz y ocupe muchas mesillas de parejas desveladas por las preocupaciones de sus calvitos.

COLABORA AQUÍ

 

Os leo!!

Anuncios

En pelete

Estándar

pelete.

(De pelo).
1. m. En el juego de la banca y otros semejantes, encargado de apuntar estando de pie.
2. m. coloq. p. us. Hombre pobre, de pocos haberes.
en ~.
1. loc. adv. Enteramente desnudo, en cueros.

En pelete. Me encanta esta expresión.
Así me he quedado esta mañana en la consulta de ginecología oncológica del hospital.

Tocaba consulta para varias cosas.

Una: comprobar que los resultados de la densiometría están correctos.

Dos: mi doctora tiene otro caso en consulta similar al de mi familia: todo mujeres, mutantes en el brca1, sobrevivientes de cáncer, y matriarca (en nuestro caso, patriarca), con adenocarcinoma de pulmón. Y como en medicina las casualidades no suelen existir, quiere ampliar el estudio genético para investigar si el dato es casual o tenemos que prevenir en un futuro generacional.
Esta es nuestra medicina pública, penita me da tanta privatización de hospitales, aunque ese es otro tema.

Y tres, la consulta en sí, el potro, el espéculo, la citología y la palpación.
En ese momento es cuando me he quedado en pelete, indefensa y feliz.
Lo se, no me he equivocado, he puesto feliz. En pelete muestro mis nuevas lolas, y hasta las doctoras han tenido piropos para mi nuevo escote (enhorabuena, doctor).

Feliz he salido de la consulta, con cita para dentro de otros seis meses, y sensación de respiro hasta entonces.

Os dejo, no sin antes insistir en recordar que tenéis cita anual con vuestros ginecólogos. Si sois vergonzosas, pedid una batita 😉

Que tengáis dulces sueños. Os leo!

Menopausia

Estándar

Jornada larguísima de médicos esta mañana, bendita Seguridad Social. Hora y media de retraso en la consulta, entre nervios y conversaciones sin fondo con el resto de pacientes, en el más amplio sentido de la palabra.

Primero una eco vaginal para ver mi útero, atrofiado el pobre, ya no sirve, pero está bien. Y luego consulta semestral de onco-ginecología. Esta vez sólo revisión de cicatrices, porque los resultados de la citología anterior estaban bien. Y van a valorar si medicarme con hormonas para paliar los efectos de esta menopausia tan prematura. Hay que analizar pros y contras, y lo van a consultar con el equipo médico, así que la semana que viene vuelvo a ver que han decidido.

Además, al hablar de “novedades” en el plano genético, muy interesados por el caso de mi padre. El BRCA1 implica riesgos en muchos órganos, pero, hasta ahora, el pulmón no era uno de ellos, y tras el caso de mi padre y otro que han tenido en consulta, tienen motivo para empezar a estudiar la relación.

Lo se, que horror, más riesgos, pero, aunque no lo creáis, para mí ha sido motivo de alegría. Todos los estudios son un seguro para el futuro de mis hijas, y sólo por eso merece la pena.

Y ahora, tarde de piscina, Cuore y cafetito. Que disfrutéis del resto del miércoles como os merecéis.

SKAY y yo

Estándar

Domingo, 29 de Enero de 2012.

Querido blogdiario:

Ha llegado a mis manos (millones de gracias por el genial trabajo, superprima) un estupendo documento excell con mi árbol genealógico, aunque en mi caso, un poquito especial.

Es un “árbol del cáncer”, y mirarlo detenidamente da miedo.

Empezando por la bisabuela, mi abuela y siete de sus hermanos y hermanas, mi padre, alguna prima segunda, mis hermanas y yo…todos bajo sus ramas, y sólo cuatro podemos contar que esta enfermedad se supera. Los demás no han tenido esa suerte, algunas ni siquiera han tenido opción a tratamiento. A sus 30 años fueron vencidas, dejándonos a nosotras su historia y las ganas de vencer en su memoria.

Y las ramas del BRCA 1, nuestro gen mutado, o mutante, se siguen extendiendo, aunque ya estamos preparados con el paraguas de la medicina.

Claro, que las consecuencias son dolorosas e incluso pueden llegar a ser traumáticas, pero todas tenemos el mismo pensamiento: el árbol tiene que empezar a florecer, tener su primavera particular, y para eso hay que talar.

Que poético, verdad? Que bonito imaginar que estar sin lolas y sin ovarios ha sido una poda. Así mis niñas tendrán mas opciones a florecer, sin que ninguna savia química entre por sus ramas.

Y aquí estamos, por ahora, cinco luchadoras podando nuestro árbol. La cruz de nuestras vidas. SKAY y yo. Ánimo, chicas, que la primavera vendrá pronto.

Hasta el martes, blogdiario.

Noticias no buenas

Estándar

Cuando alguien que quieres te da una noticia no-buena (he tachado de mi diccionario particular la expresión malas noticias), es curioso cómo tu mente te adelanta y corre, intentando evitar el momento, intentando trasladarte al mañana aquel donde todo ha pasado de manera sigilosa, sin hacer daño. Y mi mente lleva unas horas sin parar de correr, intentando volar hacia dentro de unos meses, cuando la pesadilla de Yoli haya pasado, y hablemos del “bicho” en pasado y modo vencido.

Creo que ya os conté que mis hermanas y yo somos portadoras de un gen, el BRCA1, que nos hace muy propensas al cáncer, en concreto al ginecológico. Pues bien, esta tarde he sabido que no sólo nos atormenta a nosotras. Mi super prima Yolanda también es portadora, y ha entrado en el club de las mutantes.
Formará parte de este mundo médico de dudas, pruebas, quirófanos, laparoscopias y resonancias, revisiones y consultas. Bajo la espada de Damocles estamos cada vez más miembros de mi familia, muy a pesar de nuestros deseos.

Por eso hoy os pido que toda la buena energía que normalmente me transmitís a mí, se la donéis estos días a ella. Vamos a necesitar mucho “estado Zen” en los próximos meses para seguir riendo a carcajadas entre quirófano y quirófano.

Por adelantado, gracias. Y os animo a volver a leer la entrada que le dediqué hace muy poquito, cuando era ella la que prestaba su hombro a mis lágrimas. YOLANDA
Te quiero, super prima

Cumpleaños feliz

Estándar

Fin de semana de cumpleaños. Carlota cumple un añazo ya, cómo ha pasado de rápido. La niña milagro la llamamos muchas veces.
Tenía claro que no quería tener más hijos. Una separación con una niña de dos años y medio, te deja claro que no quieres repetir experiencia. Jaime sí hubiera querido una familia numerosa, pero esas eran mis condiciones y él aceptó (otra muestra de amor?).
Pero llega un día, en nuestro caso un 16 de junio, que sentados en el despacho de una encantadora ginecóloga, la Dra. De Dios, no hace falta hablar, sólo con la mirada decides que no sabes cuánto tiempo vas a estar dando guerra, y por qué no, si en el fondo todos queremos.
Después de ocho sesiones de quimio, treinta y tres de radioterapia, y una consulta con el departamento de genética donde me confirman que soy portadora de una mutación en un gen, el BRCA1, lo que me hace propensa al cáncer ginecológico, y que puedo transmitirlo a mis hijos, decidimos, muy a pesar de algunos especialistas, que era nuestro momento. Había que intentarlo antes de quitarme ovarios, dos años de plazo, empezaba la cuenta atrás.
Y aquí estamos, preparando el primer cumpleaños de Carlota. Nunca digas nunca, hazme caso. Sólo debes estar convencido en cada momento que lo que estás haciendo es lo correcto.