Archivo de la etiqueta: Cirujía plástica

Sueños raros

Estándar
Sueños raros

He tenido un sueño tan raro, tan real, tan desagradable y tan preocupante, que necesito desahogarme con las letras.

Entenderé, sin problema, que dejéis aquí de leer, porque os lo relataré tal y como ha sido, con todos los detalles.

Si soy sincera, llevo unos días muy nerviosa porque hoy tenía cita con digestivo y cada vez lo paso peor con las consultas de especialistas. Analítica bien, reflejos de mis kilos de más traducidos en hígado graso (OMG!!!). Yo misma conmigo misma tengo una pelea interna desde esta mañana: dieta sí, dieta no. Me esperaré a la revisión de oncología y, como siempre, haré caso a ciegas de lo que ella opine y mande.

Y ahora vamos al lío.

Acudía al médico para revisión del pecho, no en mi lugar habitual, el Hospital Clínico San Carlos, sino en el Hospital de Móstoles. Hablábamos sobre la micro pigmentación, el color estaba empezando a difuminarse (algo que, día tras día frente al espejo, observo, todo hay que decirlo), y le comentaba que tenía cita en marzo para ese tema.

La siguiente consulta era ya en una camilla tumbada, con una enfermera tremenda, llena de energía, que cogía unas tijeras de cocina igualitas a las que tiene mi madre.

TIJERA

Tijeras de cocina igualitas a las de mi madre, es decir, igualitas a las de mi sueño…gracias, Google!!

Tijera en mano, pegaba un corte en cada pezón y me dejaba sin ellos, así, a las buenas. Yo, con más miedo que dientes, comentaba con ella que la sensación había sido muy desagradable, aunque indolora debido a la anestesia. Y ella, con mucho mimo, me cubría con gasas las heridas, y me insistía en que no me tocara los apósitos, y yo, como un imán, con las manos cubriendo pecho sin poder evitarlo.

Curiosamente, mi pensamiento constante era qué iba a pensar Ruben (mi cirujano plástico) cuando viera aquello.

Después, tan tranquila, y con las manos puestas en el pecho como si se me fuera a caer, bajaba a una especie de mostrador lleno de gente, donde el doctor que me había enviado a la sala de “recortes” intentaba hacerme ver delante de un superior que era una decisión que había tomado yo (ahí está mi conciencia y su afán de reclamar). Tras pelearme con ellos y dejarles claro que yo quería irme con mi cirujano de confianza, una amable trabajadora, por si me arrepentía y me quedaba allí, me enseñaba un bote de cristal lleno de pezones de colores….si, si, os lo digo en serio. Pezones más claros, más oscuros, con más o menos protuberancia, de una textura parecida a la silicona, o goma, no sabría deciros.

Para que os hagáis una idea....

Para que os hagáis una idea….

Evidentemente, me ha sido imposible encontrar una imagen que pudiera describiros el bote lleno de pezones ;-), pero os podéis hacer una idea recortando en vuestra imaginación el pezón de la lola.

Tenía la ¿suerte? de poder elegir, además del tono y la forma, entre pezón perforado con pearcing o sin perforar, con una especie de protección de cristal (ahí aparecía mi chico enseñándome el suyo perforado por si no me quedaba claro cómo sería). Sí, yo también creo que va desvariando por minutos el relato, pero ha sido así, que le vamos a hacer.

Por último, elegía uno no muy oscuro con un buen botón y sin pearcing, porque no me gustaba mucho la protección de cristal jaaaa.

Ahí queda. A todo esto, hay que sumarle la variedad de nacionalidades de los actores principales, motivado, imagino, porque en las estadísticas del blog observo, cada vez más, que se lee mucho en el continente americano, sobre todo ayer Chile y Colombia, y me debió dejar marcado el dato.

Por favor, os agradecería, si alguien sabe interpretar sueños, que me dierais una idea aproximada de lo que se cuece en mi cabeza.

Hay días que empiezan mal desde la cama, y hoy es uno de ellos, porque desde que he salido de casa con pensamientos no muy buenos, pasando por mi hígado graso y seguido de un incidente en el parking de mi trabajo, espero y confío que la tarde me traiga algún mimo, porque si no acabaré rompiendo a llorar, berreando como si no hubiera mañana, ya os aviso.

Os leo!!

Seroma

Estándar

Os creíais que habíamos terminado con los términos médicos, a que sí?? Que poquito me conocéis. Yo es pasar por quirófano y aumentar mi vocabulario en tres o cuatro palabras mínimo, y conmigo, vosotros, que soy muy generosa y me gusta teneros informados.

El viernes tuve revisión con mi cirujano plástico favorito. Iba con un poco de miedo, porque la cicatriz del lado izquierdo me dolía a rabiar, no podía ni rozarme. Punzante, hiriente, atroz….todo lo dolorosamente poético que se os ocurra sirve para describir cómo me dolía la cicatriz. Y eso me llevaba a temerme lo peor, una infección en toda regla.

Pues no, yo no soy tan previsible…he creado un SEROMA. Me parto con la parte en la que dice “Son complicaciones menores pero frecuentes en mastectomías, corrección de hernias y en general procedimientos de cirugía plástica“. Pero señores de la wikipedia, en quién se inspiran ustedes para sus definiciones?? Me tengo que preocupar?? Tienen cámaras en mis consultas médicas?? Pleno absoluto.

Seroma

Y así pasan los días, pegando grititos cada vez que me despierto apoyada en el lado izquierdo, algo muy habitual en mí, cada vez que el sujetador se mueve y clava la goma justo en el centro del navajazo, o cada vez que la pequeña de la casa, con ese arte que la caracteriza, me roba la burbuja de protección y me codea con toda su energía para luego asustarse ante el grito de mami…pobre, en que momento de su corta vida podrá entender que mamá es un saco de achaques que no puede jugar con ella como le gustaría ;-(

Penurias aparte, por lo demás todo prosigue como debe. El hueco que ha dejado la vesícula va doliendo un poco menos, aunque todavía me molesta mucho si estoy sentada más de la cuenta, y el área que rodea al ombligo sigue siendo sensible al tacto, el miércoles toca revisión anual de radioterapia, y ya estoy cruzando dedos porque toca analítica para la revisión de oncología y vais sabiendo lo que eso me tensa.

Hoy no me quiero despedir de vosotros sin pediros que sopléis buen rollo, energía positiva, rezos a Alá, Buda, Jesús o María y mucha fuerza, a una valiente que ha retomado su lucha con uñas y dientes, pelucas y lágrimas, pero rodeada de mil y un guerreros que no van a dejar flanco sin defender, entre los que me incluyo. Mucha fuerza, hermanita. Nada ni nadie puede con la mala yerba, y ya sabes que tenemos al mejor médico del mundo sentado en un sofá de nubes soplando medicina de la buena. Una más, pero también una menos.

Feliz comienzo de mes. Os leo!!

———————————————————————————————————————————————————–

Did you believed yourself that we had ended with the medical terms, to which yes?? That small you know me. I it is to happen for an operating room and my vocabulary increases in three or four words minimum, and with me, you, that I am very generous and I you like to have informed.

On Friday I had review with my plastic favorite surgeon. It was going with little fear, because the scar of the left side was hurting myself to being furious, could not rub me. Sharp, cutting, atrocious …. everything painfully poetical that happens to you serves to describe how the scar was hurting myself. And it was leading me to being afraid of the worse thing, a real infection. So not, I am not so predictable … I have created a SEROMA. I split with the part in the one that says ” They Are minor but frequent complications in mastectomías, correction of hernias and in general procedures of plastic surgery “. But masters of the wikipedia, by whom do you inspire for his definitions?? Have I to worry?? Have they chambers in my medical consultations?? Absolute plenary session.

Seroma And this way the days happen, sticking grititos whenever awake me rested on the left side, something very habitual in me, whenever the clamper moves itself and fixes the rubber rightly in the center of the slash, or whenever the small one of the house, with this art that characterizes her, steals the protection bubble from me and he elbows me with all his energy then to scare before the shout of mami …… Poor baby, in which moment of his felling life will be able to understand that mom is a sack of ailments that cannot play with her like him would please; – (

Penuries to part, for the rest everything continues as debit. The hollow that has left the bladder is hurting a bit less, though still I cannot stand very much if I am sat too much, and the area that makes a detour to the navel continues being sensitive to the tact, on Wednesday it touches annual review of radiotherapy, and already I am crossing fingers because it touches analytical for the review of oncology and vais knowing what it tightens me.

Today I do not want to say goodbye of you without asking you to blow of good roll, positive energy, prayers to Allah, Buda, Jesus or Maria and a lot of force, to the brave one that has taken again his fight with nails and teeth, wigs and tears, but surrounded with thousand and one warriors who are not going to leave flank without defending, between that I include myself. A lot of force, sister. Neither nothing nor nobody can with the bad herb, and already you know that we have the best doctor of the world sat in a sofa of clouds blowing of medicine of the good one. One more, but also one less.

Happy beginning of month. I read you!!

100 B

Estándar

Lo habéis adivinado. Por fin, después de casi seis interminables años, tengo nueva talla de sujetador!! (ahora los aplausos, por favor).

20130520_204312

Una experiencia única. Ir a una tienda como una adolescente, deseando que me midan y presumir de resultados.

El viernes tuve consulta con mi cirujano, y ya tengo permiso para llevar sujetadores con aro. Agradecida a los sujetadores de abuela postoperatorios, a los de camiseta cómodos para dormir, pero mis lolas y yo estábamos deseando asomar por encima de los escotes.

Ya solo quedan unas tres semanas para poder hacer casi casi casi vida normal.

Vuelvo a estar de nuevo en lista de espera. Esta vez será anestesia local, toda una novedad para mí. Con lo morbosa que soy con el tema médicos, me estoy imaginando de charleta con el equipo de cirujanos y dando mi opinión. Acabarán anestesiándome la voz, ya lo veréis.

Que para qué es la lista de espera? Para “fabricarme” un par de pezones nuevos, también a la carta. Es el penúltimo paso para alcanzar la perfección. Ya sólo quedará darle un toque de color y al Interviú en portada ;).

Os lo confieso: estoy feliz. La sonrisa se escapa de mi cara cada vez que mi mirada se posa en un espejo y veo el perfil. O cada vez que bajo la vista y veo más lolas que barriga, que ya es difícil. O cada vez que me pruebo algo de ropa del año pasado y mi cabeza compara imágines. O cuando me pruebo las partes de arriba de los bikinis hasta ahora prohibidos en público.

No puedo pedir más, el resultado ha sido magnífico no sólo en el aspecto físico. Las lolas nuevas han servido para espantar millones de fantasmas de mi cabeza.

Eso no significa que no siga en tensión pensando en mi próxima revisión ginecológica, o en los pinchazos traicioneros bajo la axila que me dejan sin respiración. Simplemente el nuevo estado me da fuerzas para seguir lidiando en esta plaza con mayor intensidad.

Playas de España, preparad las olas, que no me va a importar mucho que mi bikini salga flotando!!

Os leo!

 

Fin del mundo

Estándar

No ha llegado el fin del mundo, cosa que nadie sensato esperaba, pero la tontería me ha hecho pensar.

Y sí…?

Esa incógnita me ha servido para hacer balance.

He tenido hijos, he plantado un árbol y tengo un blog (lo más parecido a escribir un libro a lo que puedo aspirar). Se puede pedir algo más?

Pues sí, por supuesto. Una vida intensa y muy dolorosa en algunos momentos me han hecho ser lo que soy. En 39 años he sufrido más que muchísima gente en toda su vida.

Alguien muy religioso me dijo una vez que Dios nos da tormento en la medida que podemos soportar. Pues por esa regla de tres, soy Hércules, cuidadito conmigo.

Me llevo preguntando unos años el por qué a mí: fui malvada en una vida anterior, estaba tan perdida que ha tenido que venir una colleja infinita para ponerme en mi sitio… Ni he encontrado respuesta ni nadie será capaz de dármela, no lo intentéis.

Pero cuentan que la profecía realmente lo que quiere enseñarnos es que hoy comienza una nueva era, y, como yo he expiado mi culpa en la anterior, cuidado conmigo que voy a estar imparable.

Hablando de temas mucho más terrenales, os cuento que ayer ya me dieron fecha para el preoperatorio. Ya no hay vuelta atrás para el FIN con mayúsculas. Tras unos pocos meses, sólo quedaran cicatrices marcando los recuerdos.

Y ya os dejo, deseando que os toque mucha salud mañana en el sorteo.

Os leo!

Ordenando mi vida

Estándar

Hace mucho que no hablamos de médicos.

Hoy ha tocado visita al plástico y petición de citas variadas. Ya vamos teniendo más cerca la reconstrucción.

En mayo vuelvo otra vez al cirujano para planificar la operación, y en junio ya tengo programada una eco bilateral, una de las mil pruebas que me tendré que hacer antes de pasar de nuevo por chapa y pintura. La verdad es que tengo ganas de imaginarme con formas, dejar de depender de mi estupendo sujetador mentiroso y poder colgar en las perchas algo más pegadito y marcón. Pasando por alto el postoperatorio, las posibles complicaciones, los rechazos…

Y hoy puedo confirmar que mis avances como conductora paleta en la capital van viento en popa. Esta mañana dos destinos diferentes sin incidencias, ole yo!

Ahora os dejo, con la sensación de estar, poquito a poco, ordenando mi vida. Os leo!