Archivo de la etiqueta: voluntariado

Voluntariado

Estándar
Voluntariado

Sólo una pequeña incursión para desear un feliz día del Voluntariado a todos/as los ídem que tengo la suerte de conocer, incluída mi cachorra mayor, que ha decidido empezar a regalar su tiempo y su sonrisa para obtener el mejor sueldo del mundo: la mirada agradecida, la sonrisa difícil, la lágrima tímida…

Soy y, si puedo, seré, VOLUNTARIA durante el resto de mi vida. Nada me devuelve tanto.

Feliz puente.

Os leo!!

_________________________________________________________________________________________

Only a small incursion to wish a happy day of the Voluntary work all those that I am lucky to know, included my eldest baby, which has decided to start giving his time and his smile to obtain the best salary of the world: the grateful look, the difficult smile, the shy tear…

I am and, if I can, I will be, VOLUNTARY during the rest of my life. He to me returns nothing so much.

Happy bridge.

I read you!!

VIII Congreso Gepac

Estándar

CONGRESO

He tenido un fin de semana de esos que te dejan resacosa para el resto de los días sin haber probado una gota de alcohol.

Esos fines de semana que te dejan mil recuerdos para visualizar cada mil bostezos,  que te saben a poco aún teniendo tanto que hacer, lleno de sonrisas, risas, carcajadas, abrazos, reencuentros y nuevas amistades, sabiduría, conocimiento, ilusión, buen hacer, profesionales y voluntarios, equipos y cooperación. Esos fines de semana que duran varias semanas más, de los que hablas y hablas y siempre te queda algo por contar.

Y diréis: -“¿Pero dónde ha estado esta chica?”

Muy fácil: de Congreso

Algunos tendréis los congresos como parte de vuestra vida laboral y sabréis de lo que hablo. Pero para mí ha sido una aventura nueva, desconocida, y confieso que me ha gustado, me he movido como pez en el agua.

Ha sido el VIII Congreso Gepac, “el lugar donde todas las piezas encajan”. Punto de encuentro entre profesionales de la medicina, periodistas, empresa farmacéutica, investigadores, asociaciones de pacientes, familiares, amigos y, sobre todo, supervivientes.

Se ha hablado de nutrición, memoria, recursos, colon, hodgkin, mieloma, emociones, tiroides, sarcomas, cabeza, cuello, hígado, síndromes, crónicos, ginecología, supervivientes, mundo laboral, psicología, bienestar, reacciones, infancia, internet, efectos secundarios, familia, dolor, fertilidad, médula, linfedema, sexualidad, vejiga, paliativos, duelo, pérdida, páncreas, renal, adolescencia, imagen personal, maquillaje, mama, futuro, mayores, pulmón, próstata, metástasis, leucemia, miedo, pareja, hábitos de vida, piel, incapacidad, esófago, estómago, raros, tumores, cerebro….cáncer.

Una “okupación” espectacular del Círculo de Bellas Artes, que durante tres días se ha teñido de morado, el color del superviviente, el color de los voluntarios. Y ahí es donde yo, junto con otros ciento y pico, entro en juego.

Voluntariado en su definición más amplia: he hecho casi casi de todo. He sido secretaria, presentadora, organizadora de eventos, azafata, vendedora, ayudante de fotografía, coordinadora, feliz…

Es muy difícil expresaros la sensación del buen hacer, el orgullo de ver sonreir a un interlocutor que está perdido, asustado, y que no puede creerse que tú hayas pasado por lo mismo. El hombro donde llorar a toro pasado, animando, cogiendo del brazo y dando alas. Porque fundamentalmente eso es lo que he hecho: dar y, sobre todo, recibir alas. Tanto alrededor de la dichosa palabra maldita, y un sólo edificio donde abordarlo.

Reconozco que físicamente ha sido agotador, que el sábado creo que ciento y pico personillas dormíamos como bebés para coger fuerzas, pero merece tanto la pena que ni lo sientes.

Ya me despido, no sin antes dar las gracias a Gepac por permitirme formar parte de todo ésto, pero, sobre todo, a Fátima Castaño. No se lo digáis, es un secreto, pero la he pillado: sus miedos por hacerlo bien han sido una cortina de humo para despistar. Ella sabía de su poder, pero quería ir de pobrecita para tenernos comiendo de su mano. 😉

Por todo esto, ser voluntaria se ha puesto en primer lugar en mi currículum. No se cobra, pero la nómina que guardo es para enmarcar.

Fdo. Estefanía Soriano. Voluntaria.

Os leo!!

Resumen

Estándar

Eso voy a hacer, un resumen de mis últimos avatares para seguir al día.

Si hablamos de médicos, deciros que mis pezones están estupendos. He cambiado las pezoneras de gasas que me hicieron en la consulta del cirujano plástico por unas de silicona, esas que me ponía para dar de mamar a mi sirena. Protegen las cicatrices y lo mantienen asomando.
Así debo continuar los próximos 2 meses. Como siempre os recomiendo, antes de usarlos debéis consultarlo con vuestro cirujano.
Y ya me han hecho el traslado interconsulta para la micropigmentación del complejo aureola-pezón y las cicatrices. Espero una llamada para salir volando al Ramón y Cajal.

Si os hablo de vacaciones, ya os imaginaréis que perfecto es el adjetivo más certero. Apurando los días antes de la incorporación al trabajo.

Y si hablo de voluntariado, os confieso que estoy encantada. He participado en otra actividad con Gepac, y he conocido a gente increíble.
Grupos de princesas rosas que explotan al máximo su fuerza positiva, y “triquineras” que quitan el hipo con su seguridad y su ánimo.

Poco más os tengo que contar. Espero que estéis disfrutando del rumor de las olas, del olor a cloro o de las tardes de siesta.

Os leo!!

Gepac

Estándar

Hoy os cuento un nuevo proyecto en el que ando metida.

Quiero ser voluntaria de GEPAC: Grupo Español de Pacientes con Cáncer.

image

Si pincháis sobre el enlace obtendréis toda la información institucional, pero yo os voy a dar mi versión de su trabajo.

Si algo me gusta poco de otras asociaciones es el “encorsetamiento”: mucho despacho, mucho por cumplir, mucha edad media…
De Gepac me ha atrapado la energía, las ganas, la juventud. Hablan el lenguaje del cáncer del siglo XXI. El lenguaje de la victoria, de los supervivientes y no tanto de los fallecidos, del futuro y no del pasado.

Sabéis que en mi caso cumplo todo: paciente, superviviente, familiar de supervivientes y familiar de fallecidos. Y he encontrado a un grupo de gente que piensa como yo, que no se regodea en el sufrimiento. Más bien les da alas para revolverse y luchar. Y la lucha compartida es más fuerte y cuesta menos.

Por eso quiero formar parte de su equipo. Me identifico. Me gustan.

Un detalle más: puedes asociarte a ellos, o a cualquiera de las asociaciones más pequeñitas con las que colaboran. Eso dice mucho.

Ya os dejo. Por aquí acabamos de comenzar el mega-puente. Disfrutadlo si podéis.

Os leo!!