Archivo de la etiqueta: cumpleaños

43 años…

Estándar
43 años…

Día 29 de noviembre, mi cumpleaños.

Hace 43 años, a eso de las 14:15 horas llegaba decepcionando a unos padres que esperaban varón, pero tan mona y redondita que presumían de mí en la clínica a las horas de nacer, el yin y el yan protagonista desde el primer momento.


Los últimos meses he andado con el alma al aire, desgranando quién soy en la consulta del psicólogo, lo bueno y lo malo, lo que me hace feliz y lo que odio. Un diario que hoy comparto con vosotros como regalo de cumple para mí.

A mis 43 he descubierto que soy miedosa, mucho. Tengo miedo al paso del tiempo, a los hospitales, a las montañas rusas. A las emociones descontroladas, a mis pensamientos oscuros, a no llegar. A las alturas, al descontrol, a la soledad. Al dolor, a perder.

A mis 43 adoro los retos, soñar, dormir sin horarios. El sol, el café, reir hasta llorar. La tranquilidad, el silencio, el bullicio. Cantar a gritos mientras conduzco, bailar a escondidas, observar, mirar, ser vista.

A mis 43 sigo ordenando mi vida, mis cuentas, mis agendas, mis apuntes de inglés, mis sentimientos. Los informes médicos, los armarios, los recuerdos perdidos. Las tardes, los planes, los cd’s del coche.

A mis 43 estoy muy orgullosa de mis niñas, reflejo de mis noches sin dormir preocupada por sus sueños. De mi vida de pueblo, de ser mujer trabajadora a la misma intensidad dentro y fuera de casa, de mi familia imperfecta, de mis amigos consejeros, locos y cuerdos. De superar una y otra vez esta vida difícil que me tocó en el reparto. De ser tenaz y no tirar la toalla. De lo que me devuelve el espejo.

A mis 43 odio ser humana en determinados momentos, las arrugas del llanto, los efectos colaterales. Los juzgados, el olor a humedad, que no suene el despertador, las noches en vela. La muerte, el tiempo perdido, las verdades a medias. El frío, el dolor de pies, ver sufrir a los que quiero.

A mis 43 me hace feliz que me leáis, leeros, sentir que estáis al otro lado. Tener este trocito de red. Un café con helado. Un 7 en matemáticas. Cumplir años y celebrarlo. Ser, vivir, estar.


Os leo!

Blog de decoración… por un día

Estándar

image

Os dejo una idea para decorar la mesa en un cumpleaños infantil.

Todo está comprado en un bazar chino, pero el detalle del lazo con los cubiertos lo cambia todo… O no??

Es muy simple: colocas la servilleta sobre los cubiertos doblada por la mitad. Sujetas el centro con cualquier tipo de cinta adhesiva y ya tienes el detalle especial.

Yo cogí la idea de Pinterest, uno de mis últimos descubrimientos, donde puedo pasarme horas y horas viendo, admirando, y cogiendo ideas. El paraíso de aquellos que tenemos muchas ganas de hacerlo bonito con el bolsillo vacío.

Os dejo, y antes os cuento que la patología de mi vesícula ha dado resultados perfectos (ovación cerrada!), el abdomen me está dando algo de guerrilla, y el martes tengo quirófano con mi plástico favorito para dejarme todavía mejor la enorme cicatriz de la espalda, os cuento en cuanto pueda.

Disfrutad del finde y empezad la semana con el pie derecho.

Os leo!!

Cuatro

Estándar
Cuatro

Hoy hace cuatro años de esta imagen. Principio y fin, más y menos, mayor y menor, abuelo y nieta.
Cada día te veo en sus ojos, tan negros, con esa capacidad de mirarte y desarmarte en un instante.
Felicidades, Carlota 💟👑🎉🎂
Se que el abuelo hoy invita a una cañita en las nubes. Nosotras lo celebraremos desde aquí con el.

Si no te hubiera conocido

Estándar

No se si os pasa, pero a mí hay veces que me da por pensar en cómo sería mi vida si no hubiera conocido a éste o aquél.

Hay personas que te marcan, te dejan huella, te resbalan, te dan aire, te oxigenan, te intoxican, te incentivan, te educan, te malcrían, te hacen convertirte en lo que eres o en lo que quieres ser.

Queramos o no, estamos marcados por toda la gente que de una manera u otra han pasado por nuestro camino a la misma vez que nosotros, y el ejercicio de hoy consiste en pensar:  …-y si no te hubiera conocido??

Elige a alguien así, ahora mismo, que te venga a la cabeza sin rebuscar mucho, y remonta tu vida a la suya. Es decir, intenta indagar en lo que esa persona te ha aportado (bueno o malo). Si no la hubieras conocido, cómo serías? Mejor, peor?

Evidentemente, por lo menos a mí, no me interesan los que me hacen ser peor persona. En todo caso, podría aceptar a aquellos que han conseguido, de algo malo, enseñarme una lección.

En concreto, quien yo he elegido me ha enseñado mucho. Me ha dado lecciones de madurez, paciencia, educación, respeto, amor, empatía, generosidad, y, a la vez, me ha devuelto la inmadurez, la impaciencia, me ha hecho perder los nervios, la educación y el respeto, me ha enseñado lo bonito que es el amor-odio, la pasión. Y, curiosamente, todo aquello que podría verse como negativo estoy convencida que me está haciendo ser una mejor persona, aprendiendo a conocerme, controlarme, valorarme…

Definitivamente, creo que estoy describiendo el amor con mayúsculas y no me estoy dando cuenta. Y eso, a día de hoy, sólo consigue dármelo una persona.

ANCIANITOS UP

Felicidades, viejuno. Según la teoría de la cena de anoche, te conocí siendo joven y te has convertido en adulto. Estoy dispuesta a contarte, cuando lleguemos, cómo es la etapa de la tercera edad. Te apuntas?

 OS LEO!!

Retroceso

Estándar

En retroceso, como la economía. Exactamente es como me encuentro.

Para que no os liéis, deciros que ayer fue el segundo cumpleaños de mi pequeñita, y de ahí ha partido mi vuelta atrás.
Cómo poner buena cara cuando estás echando de menos un timbrazo y su “muchachita”, su abrazo, la carrera de mi pequeña hacia él…
No le dió tiempo a disfrutar ninguno de sus dos cumpleaños. El primero, porque ya estaba malito, recién dado de alta y muy flojo, y en éste seguro que estuvo, pero desde su sofá de nubes, sin su cámara, sin tocarle.

Por eso he vuelto atrás, porque las últimas semanas han sido trepidantes, sin descanso, y las velas me han devuelto de golpe a la realidad, al trocito vacío de corazón.

Paso a paso, mejor no dar por cerrados los capítulos, verdad? La realidad los supera a todos, para qué correr.

Y volviendo a mis lolas, mañana toca relleno, como a los pavos en Navidad. Deseando después de 17 días que se me han hecho eternos, todo hay que decirlo.
Mañana volvemos a la tirantez de dos lolas enormes, juntitas y a punto de explotar.

Os contaré los resultados el próximo día.

Os leo!

Porcentajes

Estándar

Hola de nuevo. Se me ha hecho muy tarde, pero hemos estado celebrando los 11 años de Berta y la fiesta de fin de curso de Carlota, un miércoles repleto de sonrisas, recuerdos y orgullo.

Os tengo que contar que ya he recibido la carta del Centro Base con el porcentaje de minusvalía.
Redoble de tambores…tachán…tachán…
UN 15%.

Diferencia con hace dos años: un 5%.
Eso valen mis ovarios y mis lolas. Así que cuidadlos mucho, que tienen más valor puestos en su sitio. Es más, yo os diría que incluso donéis óvulos. Por ejemplo. O que os hagáis strippers. Total, si se puede sacar provecho, pues mucho mejor. Sin duda alguna.
Ni informes psiquiátricos, ni mutilaciones, ni menopausia precoz ni vainas en vinagre.

En fin, que sigo indignada, pero ya poquito, ha podido más el día y la emoción.
Ya me voy, que siguen los penaltis y andamos de los nervios.

Os leo!

Como niña con zapatos nuevos

Estándar

Tras una noche casi en vela, competición en la M-86 de sincro. Y todo el día recordando la última vez que estuvimos aqui, con los abuelos.

Qué tristeza tan enorme pasar por la terraza donde comimos, hablando de fútbol, metiéndose con Jaime. Ay!

La competición bien, miles, que digo miles, millones de niñas (o eso me ha parecido) todas iguales, con bañador negro y gorro blanco, haciendo figuritas imposibles en el agua.
Muchas horas libres, paseo a la milla de oro de Madrid, como siempre preciosa, tranquila, intratable.

Después visita al pasado de Jaime, antiguos amigos que siguen ahí, frescos, sanos, encantadores (felicidades, Antonio, un placer conoceros).

Y ahora peleándome con el portátil para bajarme libros a mi nuevo juguetito, un precioso y super fashion ebook. Sí, he sucumbido al futuro, y he añadido otra nueva tecnología a la lista. Como niña con zapatos nuevos.

Feliz fin de semana largo, por lo menos por aquí. Descanso y familia, el mejor plan.