Dejadme llorar

Estándar
Dejadme llorar

No es cuestión de salpicar, ni escupir sobre lo hecho. 

El hecho es que quiero apartar, de mi lado todo lo que ya pasó. 

Y empiezo a reconocer, que ninguno fuimos bueno. 

Descubrí el monstruo que habita en mi, y aún intento demolerlo. 

Recuérdame que no vuelva a sufrir, por lo que no tiene remedio. 

Recuérdame que así no se es feliz, que no me engañan lo recuerdos.

Perdí la cuenta de cada gesto, de cada error que cometí. 

Hice el intento, guardé silencio, soñando con un cambio afín a ti, a mi…. 

Estuve contra la pared, estuve demasiado tiempo 

incapaz de maniobrar aquí intentando unir pedazos que un día perdí

Fragilidad y estupidez, amor y mucho desconsuelo. 

Al menos su presencia fue capaz, de mantenernos algo cuerdos. 

Recuérdate que si algo hicimos bien, aunque parezca algo pequeño. 

Recuérdame que vuelva a sonreír, cuando me invadan los recuerdos. 

Perdí la cuenta de cada gesto, de cada error que cometí. 

Hice el intento, guardé silencio, soñando con un cambio afín a ti y a mi…

La cuenta – Bebe

Mi primer sorteo

Estándar
Mi primer sorteo

Que ilusión me hace!! Cinco años con vosotros y mi primer sorteo para celebrarlo!

Os cuento: desde KAVISHA PHARMA se pusieron en contacto conmigo para enseñarme una maravilla que comercializan: un guante que aumenta la sensibilidad para ayudarnos en la autoexploración mamaria llamado SensiFemme.

archivo_003

Y, como siempre, allá fui yo a probarlo para contaros mi opinión. Y esta vez no puedo deciros otra cosa: ES LA PERA!!!!

Lo he probado con mi hija, amigas, yo misma en mis lolas siliconadas, y la primera opinión siempre ha sido la misma: jo, cómo mola! A mi con eso me suele valer el 99% de las veces, jejeje, pero seguimos palpando: es suave, no molesta, y lo mejor: probado con granos de azúcar es impactante ver la diferencia entre el tacto con los dedos y el que hay tras el guante.


Guante de autoexploración mamaria SENSIFEMME
El guante de autoexploración mamaria SensiFemme es una herramienta fabricada en España y  diseñada para incrementar la sensibilidad del tacto de los dedos durante la fase de palpación de la autoexploración mamaria.
Este guante contiene en su interior un aceite mineral que facilita un movimiento suave y sin fricciones al realizar la palpación.
El factor innovador del guante es el aumento de la sensibilidad de los dedos que oscila entre 3 a 8 veces, debido a la combinación entre el material utilizado para su fabricación y el aceite especial entre las dos capas que lo forman.
Contamos con la evidencia científica de la eficacia del guante gracias a diversos estudios realizados por universidades y organismos oficiales.
Nuestro guante Sensifemme está fabricado cumpliendo la normativa Europea, Directiva 93/42/CEE productos sanitarios, siguiendo rigurosos controles de calidad para asegurar en todo momento la trazabilidad del  producto y cuenta con Marcado CE.
El guante de autoexploración mamaria es una herramienta facilitadora de la autoexploración mamaria, práctica muy recomendable de prevención, ya que permite la detección precoz del cáncer de mama.

Hay que aprender a conocer nuestro pecho, palparlo, notar su temperatura, y cuanto más lo palpemos, más conoceremos sus características y más pronto notaremos si algo cambia. La autoexploración es FUNDAMENTAL. Yo misma encontré mi bicho palpando, y el del pecho derecho era indetectable; quizá como un guante como éste lo hubiera notado antes.

archivo_002

Que todavía no te he convencido? Perdona????????????? Pues, pensando que todavía haya alguien reticente, y ya que yo no le voy a dar mucho uso al guante porque mis médicos prefieren tocarme ellos (chiste oncológico malo, lo se), consulté con Kasivha Pharma si les parecía bien que lo sorteara entre todos vosotros, y su respuesta fue…SÍ.

Así que manos a la obra. Es muy fácil, sólo tenéis que dar dos pasos:

1º.- Un ME GUSTA a la página de Kavisha Pharma en Facebook (PINCHA AQUÍ). Así podréis conocer sus productos. Tienen un test de ovulación por saliva muy innovador.

2º.- COMPARTIR este post desde la página de Adiós Lolas Adiós en Facebook (PINCHA AQUÍ).

Y voilà. Ya tienes tu participación en el sorteo y habrás ayudado a mucha gente a conocer este “guante mágico” que nos hará más fácil la temida autoexploración. Tienes de plazo hasta el 30 de SEPTIEMBRE, y el sorteo (con programita informático automático) será el 5 DE OCTUBRE.

Por hoy, suficiente, aunque estoy deseando contaros todo sobre mi nueva cicatriz😉

Os leo!!

El club de las supervivientes

Estándar
El club de las supervivientes

Permitidme que hoy me dirija sólo a mis onco-lectoras, esas valientes que están pasando o ya pasaron este proceso tan ………….(a rellenar por cada una).

Llevo una temporada mirando portadas, revistas, programas playeros, “instagrames” de cuarentonas perfectas e, inevitablemente, la siguiente mirada va a mis lorzas, mis brazos de elefanta, mis  42 que no son sus 42.  Imagino que a vosotras puede que os pase algo parecido. Por eso, os voy a contar mi secreto para seguir poniendo una sonrisa a ese espejo traicionero:

MANTRA 1.- Con 33 años he vivido un diagnóstico de CÁNCER, situación límite, dramática, impactante y que te deja marcada, algo que ellas (esas cuarentonas tan monísimas) no han sufrido.

MANTRA 2.- 8 sesiones de quimio y 33 de radio HAN AFECTADO a mi cuerpo. Eso es así y no hay más tutía.

MANTRA 3.- Mis brazos van a ser siempre más grandes, no tengo ganglios linfáticos que drenen, pero soy afortunada porque no he sufrido linfedema.

MANTRA 4.- Cuatro diagnósticos de cáncer en 4 años en una misma familia AFECTAN. Perder a tu padre en dos meses mientras intentas recuperarte de una mastectomía, también.

MANTRA 5.- Vivir un año entero SIN PECHO marca tu cuerpo, lo llena de cicatrices físicas y en el alma.

MANTRA 6.- Quirófanos, anestesias, preoperatorios, pruebas de todo tipo, radiaciones, analíticas, TAC, gammagrafía, resonancias, ecografías…puede que cualquier cuarentona lleve alguna que otra. Te aseguro que llevo MIL de cada una.

MANTRA 7.- Siete quirófanos  en ocho años con sus anestesias, algunos de ellos de más de 7 horas, AFECTAN.

MANTRA 8.- Tuve que decir adiós a mis ovarios TAN SÓLO a los ocho meses de dar a luz, con 38 años, la edad a la que muchas mujeres tiene su primer hijo hoy en día; mi cuerpo aún no había tenido tiempo de recuperarse al 100% cuando me provocaron una menopausia precoz y feroz con TODOS y cada uno de sus síntomas.

MANTRA 9.- Con¿vivir? con revisiones semestrales de varias especialidades, donde te juegas un nuevo diagnóstico en cada una de ellas, MACHACA.

MANTRA 10.- Un buen vestido, el ojo pintado, tacones que hagan MUCHO ruido y la sonrisa que enseñe bien todos mis dientes son imprescindibles en mi vestidor.

Todas estas muletas NO VALEN para entonar el pobre de mí: PROHIBIDO!!! Sólo son válidas para ponerte los pies en el suelo y darte cuenta de que eres la mejor cuarentona en kilómetros a la redonda.

Aplícatelo a tu historia, y piensa si tienes cerca a alguna mujer capaz de compararse contigo después de haber superado todo. Sólo sonreír ya te pone por delante de 12.916,48, te lo digo yo.

Amigas, ha llegado el momento de crear EL CLUB DE LAS SUPERVIVIENTES: superheroínas que son capaces de llevar una vida “normal” con sus kilos de más, sus achaques, sus revisiones, pruebas y calvarios de salud, y, aún así, sonreír porque están VIVAS. Te apunto??

Os leo!