Archivo de la etiqueta: Playa

La Barrosa vs El Paraíso

Estándar
La Barrosa vs El Paraíso

No se ni por qué he puesto el “VS”, cuando tengo clarísimo que La Barrosa gana por goleada al paraíso…mejor dicho, a mi paraíso particular, porque el tuyo no se cómo es.

La Barrosa consigue sacar de paseo mi mejor yo, no sólo el paseo literal, por la orilla, al atardecer, dejando que el mar se lleve lejos tantas cosas que me he llevado este año en la maleta.

Consigue relajarme, desestresarme, alegrarme, embellecerme, adormecerme, despertarme, calmarme, mimarme….todos los “me” positivos que se te puedan ocurrir, la Barrosa me los da, generosamente, sin pedir nada a cambio.

Por eso, hoy os la vendo, os la regalo, os la enseño.

Os presento el ATARDECER, en mayúsculas

Haciendo el pino...y sí, sobreviví ;-)

Haciendo el pino…y sí, sobreviví 😉

Mis niñas (cuatro patas incluída) y yo

Mis niñas (cuatro patas incluída) y yo

Ese cielo, esa luz...

Ese cielo, esa luz…

Vacaciones!!

Vacaciones!!

Cierro los ojos...

Cierro los ojos…

Mis cupcakes...mi tesoro... El mejor invento para las horas frente al mar

Mis cupcakes…mi tesoro…
El mejor invento para las horas frente al mar

Y como me siento generosa, os voy a enseñar nuestro secreto mejor guardado: la Venta El Pino. Esos churritos cubiertos de azucar cada mañana, y, sobre todo, el momento de ver disfrutar a mis cachorras con ellos, se ha convertido en uno de los mejores recuerdos de estas vacaciones.

La Venta el Pino

La Venta el Pino

Por hoy ya es suficiente. Os agradezco infinito que sigáis prestándome vuestras pupilas a ratitos.

Os leo!!

——————————————————————————–

I don´t know why I have put the “VS”, when I have the clearest that La Barrosa desire for spate of goals to the paradise … rather, to my particular paradise, because yours not how it is.
La Barrosa one manages to extract of walk my better I, not only the literal walk, for the shore, to the late afternoon, allowing that the sea should take to itself far so many things that I have taken to me this year in the suitcase.

It manages to relax me, desestresarme, to be glad, to embellish me, to fall asleep, to wake up, to calm down, to spoil me …. all positives that could happen to you, La Barrosa one it gives them to me, generously, without asking for anything in exchange.

Because of it, today I bandage her to you, give her to you, teach her to you.

And since I feel generous, I am going to teach our better guarded secret to you: La Venta El Pino. These covered churritos whith sugar every morning, and, especially, the moment to see to enjoy my babies with them, has turned into one of the best recollections of these vacations.

Per today already it is sufficient. I am grateful to you immensely that you are still giving me your pupils to moments.

I read you!!

Cai

Estándar

image

Cai se bebe el sol, Cai es la brisa marinera
y que remienda tu corazón con la sonrisa más morena

Niña Pastori. Cai

Cinco. Cinco intensos años sin visitar “mi” Cádiz. Muchos recuerdos dormidos que, nada más pasar Sevilla volvieron en tropel, destartalados, haciendome soñar sin cerrar los ojos. Ese olor, esos atardeceres eternos, esa paz, ese rumor de olas….pocos sitios que conozco lo consiguen. Cádiz me cura. Las cicatrices, el alma…incluso la dermatitis de Carlota. Hay magia en cada playa, en cada chiringuito, en cada gaditano sonriente con ese acento que enamora…
Sólo quería contaros que vengo renovada, por dentro, por fuera y por los lados si me apuras.
Tema salud, movidito. Ya estoy con el preoperatorio para quitarme la vesícula, los resultados de la colono un poco preocupantes, se abre otro frente del que tendremos que estar muy pendientes, y aún me quedan las pruebas de gine y riñón. Más que nunca, necesitaba brisa marinera.
Ya os dejo, pero os prometo entrada de blogger de moda y restauración con todos mis descubrimientos playeros.
Os leo!!

Granos de arena

Estándar

Rodeada de granos de arena, imaginando que cada uno de ellos cuenta la historia de alguien que ha estado antes aquí.

Historias “truculentas”, sensuales, familiares, simples, tortuosas, llenas de lágrimas, somnolientas…así es imposible aburrirse en la playa, os lo aseguro. Y luego pasa lo que pasa, que llega la noche y las pesadillas abarcan desde las monjas de mi cole y las canciones vocacionales, hasta gruas que se llevan mi coche mientras un circo atraviesa la ciudad. Sí, no os preocupéis, tengo cita en agosto con la psiquiatra 😉

Algunas historias se las lleva el viento, otras acabarán destrozadas tras la tormenta, muchas tostadas por el sol. La vida nos hace llenar la playa de arena. Y mi playa ahora mismo está llena de un atardecer precioso, cubos, rastrillos, snorkels y arena, mucha arena para poder seguir escribiendo historias.

Os dejo. El próximo día me convierto en bloguera de moda y os recomiendo lugares a descubrir por aquí. Mientras, voy a seguir investigando sitios interesantes para contarlo con conocimiento.

Os leo!

Sin lolas y a lo loco

Estándar

Situación: tumbona, en la retirada del sol, relajada viendo a una de las enanas bañarse, la otra ha preferido los brazos del papi y unas patatas fritas.
Divino tesoro las vacaciones, y bendito anonimato.

El primer día intenté ponerme las prótesis para bajar a bañarme, pero estuve todo el rato colocándome, preocupada porque se veía la cicatriz, aguantando el peso…y os podéis imaginar el baño. Eso no era ni disfrutar ni nada parecido.

Resolución: aquí no me conoce nadie, no tengo que preocuparme si me miran, no me apetece tener que estar protegiendo la vista de los demás.

Consecuencia: estoy disfrutando de mi libertad, sin disimular ante nadie los devastadores efectos de la enfermedad, mostrando cicatrices que sin hablar, lo dicen todo.

Efecto: miradas, mezcla de lástima y admiración, susurros, curiosamente, miradas a sus propios pechos e imagino que agradecimiento por tenerlos, y sonrisas. Miran lo bien que estamos los cuatro, tan tranquilos, tan divertidos, tan felices, y sonríen por la lección aprendida.

Enseñanza: tenía que haberlo decidido antes. Si yo me acepto, es mucho más fácil para los demás aceptarme. No tengo nada de lo que avergonzarme, no lo he buscado yo. Estoy viva, sana y descubiendo calas preciosas escondidas en un parque natural. Y, para colmo, dentro de muy poco, camuflaré el horror gracias a los avances médicos. Se puede pedir más? Definitivamente, en este momento, no.

El sol me llama para despedirse. Voy corriendo a decirle adiós.

Os leo!

Oliendo a mar

Estándar

Así estoy, oliendo a mar, aunque tengo kilómetros de asfalto todavía por delante. Pero hacer maletas, planear….todo huele a salitre, marea, brisa….

Me encanta la playa, para qué negarlo, y este año, además, tenemos muy cerquita varios parajes naturales. Verde y mar.

Me voy precavida, porque la lista de espera ya sólo tiene a 20 personas delante, aunque creo yo que me avisarán con varios días de antelación. Si no recuerdo mal, en mi anterior paso por lista, me llamaron con una semana. Impossible is nothing!

Y esta tarde recojo a mis cachorras, tras una semana sin ellas. No me han echado de menos. La piscina, los paseítos y los brazos de abuela, tías y primas me han sustituído. No duele, porque significa que han estado bien, y a mí se me ha pasado la semana en un suspiro. Siestas, compras, bricolage…me ha dado tiempo para todo. En unas horas volverá a casa el desconcierto, el desorden y el ruido. Bendito ruido!!

Os voy dejando. No se si estos días entreré a contaros algo, o los pies enterrados en la arena me lo impedirán. Si hay alguna novedad, seguro que asomaré la pluma para escribíroslo.

Sed buenos, disfrutad mucho las vacaciones los que las toméis ya, y al resto, ánimo, a todo el mundo se le acaban. ;))

Os leo!!

Oliendo a mar

Estándar

Así estoy, oliendo a mar, aunque tengo kilómetros de asfalto todavía por delante. Pero hacer maletas, planear….todo huele a salitre, marea, brisa….

Me encanta la playa, para qué negarlo, y este año, además, tenemos muy cerquita varios parajes naturales. Verde y mar.

Me voy precavida, porque la lista de espera ya sólo tiene a 20 personas delante, aunque creo yo que me avisarán con varios días de antelación. Si no recuerdo mal, en mi anterior paso por lista, me llamaron con una semana. Impossible is nothing!

Y esta tarde recojo a mis cachorras, tras una semana sin ellas. No me han echado de menos. La piscina, los paseítos y los brazos de abuela, tías y primas me han sustituído. No duele, porque significa que han estado bien, y a mí se me ha pasado la semana en un suspiro. Siestas, compras, bricolage…me ha dado tiempo para todo. En unas horas volverá a casa el desconcierto, el desorden y el ruido. Bendito ruido!!

Os voy dejando. No se si estos días entreré a contaros algo, o los pies enterrados en la arena me lo impedirán. Si hay alguna novedad, seguro que asomaré la pluma para escribíroslo.

Sed buenos, disfrutad mucho las vacaciones los que las toméis ya, y al resto, ánimo, a todo el mundo se le acaban. ;))

Os leo!!