Archivo de la etiqueta: Ayuntamiento de Fuenlabrada

Menú para 17

Estándar

Esto mismo escrito hace un par de años me hubiera parecido ficción, pero hoy es real.
Ayer celebré la vida con muy buena gente, y nos juntamos 17 en casa a cenar. Digo celebrar la vida porque realmente no había ningún motivo especial que celebrar. El traslado de casa era sólo una excusa.

En otro momento de mi vida, cuando la economía y la falta de destreza en la cocina me lo permitía hubiera llamado a cualquier empresa de comida rápida y solucionado. Pero no, esta vez ha sido tarde de cocina y noche de recompensa.

Me encantó la sensación del reconocimiento, del esfuerzo, desconocido para mí, porque siempre he vivido las tardes de cocina llena de olores en casa de mi madre, y reconozco que mas allá de los menús diarios y alguna reunión con ayuda, no había ejercido de anfitriona con tanto tumulto.

Salió bien, o eso creo. Yo pasé una noche estupenda de conversación y vino, de chascarrillos y carreras de niños, de gintonics y partidos en la play.

Me gustó, sí señor. Habrá que repetir, pero ya con buen tiempo y a la luz de la antorcha antimosquitos.

Gracias por venir. Un placer.

Os leo!!

Funcionarios

Estándar

Llevaba sin pasar por el trabajo varios meses, exactamente desde finales de julio, días antes del último quirófano.

Por los pasillos esta mañana no se hablaba de otra cosa: chinos, imputados, chascarrillos, sobornos, mafias, Cobo Calleja…

Ser funcionario es un seguro a largo plazo, mucho más en los tiempos que corren. Pero también es, en muchos casos, un puesto donde demostrar integridad, y claro, ahí es donde empieza la polémica.

Os aseguro que el 99% de los funcionarios no tenemos miedo a inspecciones, redadas, tribunales de cuentas. Mi tráfico de influencias no pasa de dar dos impresos en vez de uno, os lo aseguro.

Hoy he escuchado tantas veces la frasecita de los funcionarios corruptos, que por primera vez me he ofendido.
No defiendo a todos, por supuesto, pero la gran mayoría no hemos aprendido la labor del cafetito y el vuelva usted mañana.

En mi caso, y en el de muchos compañeros, pasamos siete horas y media tratando de hacer más sencilla la relación del ciudadano con la Administración con una sonrisa y todo el buen hacer del que cada uno disponemos. Por supuesto que tenemos malos días, vosotros no? Pero incluso ahí desempeñanos nuestro cargo con profesionalidad.

En mi caso, y en el de muchos compañeros, no tenemos “padrinos”. Yo pasé siete pruebas para obtener mi plaza, a la que se pudo presentar todo aquel que cumplía los requisitos, igual que yo.

Y en mi caso, como en el de muchos compañeros, tenemos un poder adquisitivo mucho menor que cualquier autónomo por ejercer un trabajo de inferior capacitación, por no hablar del control ABSOLUTO que tiene cualquier organismo oficial de mis ingresos, íntegramente declarados.

En fin, ésto será siempre igual por muchos años que pasen, pero que conste que me siento muy orgullosa de haber ganado mi plaza limpiamente, estudiando muchísimo y demostrando una y otra vez mi valía. Muy orgullosa de rellenar impresos y conseguir que los ciudadanos se vayan del mostrador con una buena impresión de mi labor.

En definitiva, muy orgullosa de ser FUNCIONARIA.

Hoy más que nunca, os leo!