Archivo de la etiqueta: Terrores Nocturnos

Terrores nocturnos

Estándar

Son las 5 de la mañana. No me deja dormir una criatura de 3 años que se parece sospechosamente a Carlota pero que no es mi niña.

Hace meses pasamos un proceso de terrores nocturnos no muy largo, gracias a un truco que encontré “googleando” y funcionó: despertar al pequeño antes de su entrada en fase de sueño profundo. Eso, transformado en horas con mi hija, unas 3. Es decir, si se quedaba dormida a las 21, hacia las 00 la llamaba para que cambiara de postura, para hacer pis, lo que fuera para que abriese los ojos un momento aunque fuera para lanzar rayos asesinos contra mi persona. Y ya os lo he adelantado: funcionó. No llegó a una semana interrumpiendo su sueño, y vuelta a la noche del tirón.

En la playa ya me dió un aviso. Pero el de esta noche ha sido hasta divertido…quitando aquello de desesperante, demoledor, y una prueba de paciencia clasificatoria para la final del masterchef del Santo Job.
Comienza despertándote su llanto. En su cama ya la ves retorcida. Y empieza el proceso bipolar: cogemé, dejamé, sientaté, no te sientes, así no….Una fila inmensa de quejas que van saliendo de su cuerpo sin orden ni concierto. Una media horita de no saber que hacer, preocupada porque tus vecinos y los de dos pueblos más allá se van a despertar, a nombrar a toda tu familia, a señalarte de por vida con el dedo como la mala madre que no supo callar a su hijo.
Grita, llora, se retuerce, te llama, te ordena…mi mejor consejo es que en todo momento recuerdes que no es una rabieta caprichosa, que no sabe lo que está haciendo. Que gritar, o dar un azote, o zarandearles no sirve absolutamente de nada, todo lo contrario. No pierdas la paciencia. En una media hora pasa, se queda dormido de nuevo y tu puedes volver a tu almohada como si no hubiera pasado nada.
Tienes sueño, lo se. Le darías dos azotes y un par de gritos. Lo se. Le encerrarías en su cuarto y te volverías de nuevo a tu cama a dormir. Lo se. Pero no serías el mejor padre/madre/abuelo/tía/cuidadorX del mundo si lo hicieras.
Mañana no vas a tener sueño. Vas a tener el sentimiento de haber hecho lo correcto.
Paciencia. Sólo paciencia. La mejor medicina.

image

Y aquí sigo, totalmente despejada, sin coger de nuevo el sueño, pero oyendo su respiración tranquila, profunda, relajada…..

Que tengais un dulce despertar

Os leo!!

———————————————————————————————

It is 5 o’clock of the morning. It does not leave me to sleep a creature of 3 years that looks like suspiciously Carlota but that is not my girl.

Months ago we spend a not very long process of night terrors, thanks to a trick that I found “googleando” and it worked: to wake the small one up before his entry in phase of deep dream. It, transformed in hours with my daughter, approximately 3. That is to say, if she was remaining slept at 21 a.m., about 00 a.m. it was calling her in order that it was changing position, to do wee, which was in order that it was opening the eyes a moment though out to throw killer beams against my person. And already I you have advanced it: it worked. It did not come to one week interrupting his dream, and return to the night of the pull. In the beach already it warned me. But that of this night has been even enterteining …

Removing that one of exasperating, devastating, and a test of patience clasificatoria by the final of the masterchef of the Saint Job. It begins waking his weeping up. In his bed already you see her involved. And it begins the two-pole process: cogemé, dejamé, sientaté, you do not feel, this way not…. An immense row of complaints that are going out of his body without order or concert. An average horita of not knowing that to do, worried because your neighbors and those of two peoples beyond go away to awakening, to naming to all your family, to distinguishing yourself of by life with the finger as the bad mother who could not keep silent about his son. It shouts, cries, is twisted, calls you, orders you … my better advice is that at all time you remember that it is not a capricious tantrum, which does not know what it is doing.

My better advice is that at all time you remember that it is not a capricious tantrum, which does not know what it is doing. That to shout, or to give a scourge, or to shake them does not use absolutely as anything, everything opposite. Do not lose the patience. In the half hour it happens, remains slept again and your you can return to your pillow as if it had not happened at all. You are sleepy. You would give him two scourges and a couple of shouts.. You would enclose him in his quarter and would return to your bed to sleep again.. But you would not be the best padre/madre/abuelo/tía/cuidadorX of the world if you were doing it. Tomorrow you are not going to be sleepy. You are going to have the feeling of having done the correct thing. Patience. Only patience. The best medicine. 

And here I continue, totally clear, without taking again the dream, but hearing his calm, deep, relaxed breathing…..

That tengais a sweet awakening I You read!!

Anuncios

Querido diario:

Estándar

Octubre. 2013.

Querido diario:

Hacía mucho que no entraba a llenarte de letras, pero mi máxima es no hablar si no vas a embellecer el silencio. Traducido al coloquial, que no tenía nada que contarte, hijo.

En materia médica todo en su línea. Este mes toca revisión de nuevo, pero ya he empezado a cruzar los dedos y no los suelto hasta el 29.

La lluvia me hace mudarme a la calle melancolía, ya sabes que me recuerda mucho un mes de noviembre odioso, y mucho me temo que esa sensación no va a cambiar hasta que el 3 mude al 4.

Físicamente me encuentro genial. Estoy siguiendo un entreno para empezar a correr y llevo una semana (ovación cerrada, aplausos, vítores y serpentinas). Si continúo en el intento, en 11 semanas (allá para el Puente de la Inmaculada) podré correr durante 30 minutos 3 días en semana. Si vieras a mis lorzas llorar, se te pondrían los pelos como escarpias!!

Mis cachorras bien. Terrores nocturnos para una, comienzo de temporada sincronizada para la otra. La adaptación al cole superada por ambas, ahora queda seguir pedaleando sin descanso.

Y la adaptación a “mi cole” también superada. Empieza la carrera por los turnos, la complicación de las tardes  y las peleas con los ciudadanos, las pausas de risas y las reuniones sin fondo.

Te dejo ya, diario mío, que me debo a un teléfono rojo que grita porque quiere que le coja, cual bebé.

Traslada mis letras a los que pausan su tiempo leyendo mis andanzas, y diles que gracias por estar ahí.

Te leo!! Os leo!!