Echándole de menos

Estándar

Después de pasarme un buen rato de la noche desquiciada con el brazo izquierdo, llevo lo que va de mañana trajinando sin parar. Aquello de no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy nunca ha ido conmigo, y claro, ahora toca correr.

Maletita de fin de semana, que son Ferias en Talavera, y hay que montarse en los cacharritos, sobre todo yo, que me mareo sólo con mirarlos desde fuera. Pero las enanas van a disfrutar de lo lindo, y el resto babeando, mirando sus caritas y echando de menos al que más hubiera disfrutado viéndolas. Le encantaba el paseo, la pelea por comprar almendras garrapiñadas a mamá, la continua queja por los precios de las atracciones, la cañita de ida o de vuelta.
Ver ayer los ojos llenos de lágrimas de Berta sin poder hablar, sólo mirándome al preparar la ropa, me recordó una vez más el hueco que ha dejado en cada una de nosotras, y que el dolor es menos dolor cuando puedes compartirlo y compensarlo con un abrazo gigante lleno de llanto, cuando pasas a consolar tú lo que a tí nadie te puede consolar.

Pero el espectáculo debe seguir, hay que intentar sobrellevar su ausencia cumpliendo sus mismas rutinas, hay que montar y mirar al cielo para intentar ver su sonrisa.

Y ahora, fin de la pausa y vuelta al maleteo. Que sea feria en cada uno de vuestros findes. Os leo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s