Corriendo

Estándar
Corriendo

Os acordáis que hace poquito os conté que había empezado un plan para correr?? Pues os voy a contar mi experiencia con el objetivo, sobre todo, de animar a algún posible vago/a que esté pensando en hacer alguna actividad al aire libre.

Físicamente no todos me conocéis, aunque me habéis visto en foto.  Soy lo que la wikipedia podría definir como una “gordita feliz”: sobrepeso pero sana, consciente de mi talla y contenta con ello.

Por eso, al buscar en google cómo empezar a correr, encontré diversas páginas que ponían planes para empezar rutina en gente con sobrepeso. No es igual que te lances a correr con 50 que con 70 kilos (ejem, ejem), con las secuelas de la quimio en músculos y articulaciones, con la menopausia sumiéndome en un estado de agotamiento crónico y unos tobillos poco preparados a soportar el peso de mi cuerpo dando saltitos.

Coincidió que tenía consulta con la oncóloga, algo importante si tienes planeado comenzar una actividad: comentaló con tu médico, no hagas el loco, que ya conocemos algún caso de infartos o vahídos que te pueden dar un buen susto.

Os contaré que los primeros días andas más que corres, y los 30 segundos que tenía que ponerme en marcha me parecían 30 horas. Empecé con dolores en los tobillos, sin poderme levantar de golpe del sofá porque las piernas necesitaban unos segundos para volver a trabajar; después el dolor pasó al talón de aquiles (este todavía lo mantengo, pero mucho más débil), la siguiente semana sufrieron muchísimo las rodillas, y la siguiente fue el culete el que se resintió.

Curiosamente, una vez que mis músculos se quejaron para que les diera mimos a todos, me dejan trotar del tirón 5 minutos con descansos de 3 minutos andando. A cualquiera que lea ésto y no corra de manera habitual le parecerá una ridiculez. 5 minutos, que bobada!! Pues bien. Hace 5 semanas no era capaz ni de correr 1 minuto seguido.

Para mí es todo un chute de autoestima, porque odio correr, jamás me ha gustado, siempre me ha dado flato y, todo hay que decirlo, soy bastante vaga. Sólo el hecho de seguir la rutina, de no haberlo dejado al primer dolor, ya me vale para sentirme bien.

Los resultados ya los empiezo a notar: unos botones de pantalón abrochados sin cortarme el riego sanguíneo, un estado de ánimo en constante movimiento, algo menos de barriguilla, muchísima más energía para afrontar el día, y la sensación de estar haciendo algo bueno para mi organismo.

Régimen alimenticio no estoy siguiendo, fundamentalmente porque me gusta comer y no me gustan las dietas.

Conclusión: si estás pensando en hacer algo de ejercicio pero te horroriza correr, intenta empezar alternando paseo y carrera. Hay multitud de aplicaciones para móvil que te ayudarán a guiarte. Yo uso SIMPLE C25K, porque ocupa poco espacio en el teléfono y realiza su función sin florituras.

Y por hoy os dejo, no sin antes agradeceros seguir por aquí.

Os leo!!

Anuncios

»

  1. Mucho ánimo, todo es empezar, cada uno a su ritmo y cada dia aumentar un poquito, asi es como lo hago y me sienta muy bien, pero si que es verdad que hasta que se acostumbra tu cuerpo te duelen hasta las pestañas…..ahora lo importante esque no abandones, hay que ser constante para ver muy buenos resultados en unos meses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s