Y por qué a mí?

Estándar

Llega un momento en cualquier enfermedad grave en el cual tu cabeza, que va por libre, siempre, siempre, acaba llegando al mismo punto: Y por que a mí??

Que conste que hoy escribo desde el corazón, sin consultas externas, ni wikipedias ni googles, sólo mi opinión.

No existe respuesta, amigo. Y no, no es justo, no te lo mereces, no has hecho nada malo, no te has cuidado poco, ni mucho, no es una revancha de ningún dios por algo malo que hayas hecho.

En muchos momentos, rodeada de gente, observaba cómo podían ser tan ignorantes, cómo podían disfrutar del momento cuando a mí, pobrecita de mí, me acababan de diagnosticar un CÁNCER. Sí, si, que me muero, y tú ahí con tus amigos partidos de la risa con algún vídeo de YouTube. Esas familias tan bonitas, con sus niños tan limpios, tan sonrientes, y tú imaginando a tu pobre hija sujetándote la mano en tu lecho de muerte con tan sólo 6 añitos.

preocupacion

Y qué he hecho yo para merecer ésto?? Por qué me está pasando a mí y no a los de la mesa de al lado?? Sí, curioso, pero en momentos de ofuscación, incluso te vuelves cruel y le deseas tu suerte (la mala suerte) a cualquier persona que se cruce en tu camino.

No sirve de nada lamentarse, pero es necesario, relaja. Hay que perder los papeles para poder situarse, hay que quejarse, llorar, patalear, entonar el “maldita mi suerte”, el por que a mí, eso de “que asco de vida”…de vez en cuando (eso sí, SÓLO de vez en cuando) hay que dejarse invadir por la pena, acurrucarse, hacerse pequeño y dejarse mimar, o muy grande y que las palabrotas abulten más que nosotros.

No hay respuesta, hay que aprender a masticar que tu suerte, en éste momento, no es peor, es diferente. Ahora es todo negro, pero te aseguro que el futuro está ahí, quietecito en el calendario, esperando tu llegada para que lo conviertas en un presente perfecto.

Y si la noticia es tan negra que no hay futuro, seguro que hay mañana. Y hay que disfrutarlo, llenarlo de recuerdos, coger esa mano en el lecho de muerte y apretarla fuerte.

Y si te has caído a un pozo imposible de escalar, oscuro, sin luz, busca una voz que te haga buscar la salida. Psicooncólogos, asociaciones, grupos de terapia….De verdad, no pasa absolutamente nada por pedir ayuda, y te lo digo yo, la mujer autosuficiente que jamás iba a necesitarla.

Ánimo. Te ha tocado, ya no sirve de nada lamentarse (aunque debes hacerlo) y no, no hay respuesta a la pregunta, siento no haberla encontrado.

Os leo!!

P.D. De nuevo Adiós Lolas Adiós está inscrito en los premios 20Blogs, en la categoría Personal. Arriba a la derecha encontrarás el enlace directo. Gracias!!

Anuncios

Un comentario »

  1. Pingback: El Boletín sobre las Enfermedades raras « SdeSalud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s