Archivo de la etiqueta: #cánceryCOVID

¿Catarro o COVID?

Estándar

Hola de nuevo, ¿Cómo va todo por vuestro mundo?

Por el mío semana de encierro domiciliario, ahora os voy contando el por qué, teletrabajando, cachorras teleestudiando y la perra teleflipando de ver otra vez a tanta gente en casa 😉

Si seguís mi cuenta de Instagram @elclubdelassupervivientes , veríais el otro día en los stories una encuesta donde os preguntaba si, habiendo recibido quimioterapia en algún momento, os habíais contagiado de COVID. Tenía una curiosidad enorme porque, de toda la gente que tengo cerca con tratamiento recibido, nadie, por ahora, ha enfermado.

Y vuestras respuestas me siguieron creando más curiosidad:

RESPUESTA A: 8%

RESPUESTA B: 86%

RESPUESTA C: 6%

Siempre cuento en broma, sin ninguna evidencia científica, claro está, que desde la quimio soy “todoterreno”: alta tolerancia al alcohol, nada más allá de un par de catarros al año, efecto inmediato de los antibióticos…pequeñas cosas que noto que cambiaron después de los tratamientos. Y resulta que charlando, charlando con otras/os pacientes, algunas de estas pequeñas cosas se repiten en todas/os. Y con la COVID_19 no iba a ser menos. La gran mayoría de supervivientes con varias dosis de quimio en sus organismos se han ido salvando hasta ahora.

IkerJimenezdelasquimios, ven a mí y resuelve mi duda, que, por ahora, no encuentro artículos contrastados donde confirmar mi sospecha. Me voy a echar unas risas cuando le cuente esta teoría conspiratoria a mi oncóloga en la próxima revisión.

El objetivo de haceros esa pregunta era aplacar un poco mis dudas, porque el domingo empecé a moquear…yo siempre después de que alguna de las cachorras lo hagan primero, claro. Ellas, en su lozanía, asustan a los mocos en un par de días y listos, pero yo ya tengo una edad y me cuesta más.

Así que tras llamada al teléfono de mi comunidad autónoma para dudas COVID, me remitieron a mi centro de salud y, en consulta telefónica, confirman que tengo síntomas compatibles. Todo el mundo a casa (cachorra dejada en el cole una hora antes incluida) y protocolo a seguir: test de antígenos ese mismo día con respuesta en 15 minutos (NEGATIVO), consulta con la doctora que confirma que mi auscultación y saturación de oxígeno están perfectos, y PCR en 48 horas para confirmar que el antígeno no haya dado falso negativo. Todo eso se traduce en no ver la calle, ni a ningún/a otro/a humano/a en aproximadamente una semana para evitar riesgos, con la suerte de poder llamar a mi empresa y decirles que me quedo en casa teletrabajando (ni un problema, afortunada yo), con la suerte de una universitaria que ya estaba dando las clases online, y con la suerte de una de primaria que está viendo a sus amiguis a través de la pantalla durante toda la jornada escolar, dando las clases a la misma vez que ellos.

Le pregunté a la doctora si había alguna manera de poder diferenciar un simple catarro del dichoso virus, y su respuesta me encantó:

¿si no has pasado la COVID_19, cómo sabes que los síntomas que tienes son de un catarro y no del virus?

Efectivamente, yo tengo muchos mocos, mucha tos que no es seca, congestión, dolor de cabeza por la acumulación de mucosidades, incluso el día de mayor saturación ni olía ni saboreaba. Nada que no hubiera asociado en octubre de 2019 a un catarro, nada que me hubiera dejado en casa, nada que me hubiera impedido ir a trabajar, incluso contagiando a mis compañeros/as, amigos/as…..

No he tenido fiebre (nunca la tengo, es rarísimo en mí), ni dolor muscular, aunque sí fatiga y cero ganas de salir a dar mis caminatas, ni diarrea….pero por eso no puedo auto diagnosticarme y decidir por mí misma en este momento. Vamos a ser responsables y, aunque nos de una pereza inmensa el proceso, no dejemos que dr.google o dr.populacho o dr.miexperiencia nos dominen. Este año no. Este año hay que tener el triple de cuidado, que nuestras capacidades de contagio y de contagiar dan miedo.

Vamos a exigir a las empresas que cumplan (este tema da para tres libros y una etiqueta del Zara), vamos a ser agradecidos con las/os profes que lo están dando todo, vamos a pensar mucho en los mayores, vamos a dar ejemplo a los pequeños (otro tema que me encanta: exigimos a las/os adolescentes que sean responsable y normalizamos estar cuatro horas en una terraza sin mascarilla bebiendo y fumando).

En definitiva, vamos a cuidarnos, que nos queda mucho por contar.

¡Os leo!