Pongo un circo

Estándar

Eso mismo. Pongo un circo y me crecen los enanos. Os cuento.

Jaime anda bronqueando- es decir, con bronquiolitis puñetera acentuada con alergia primaveral-, añadido a que los puntos tiran, y que el género masculino ya sabemos lo flojito que es para el dolor, pues blanco y en botella: ay ay ay ay.

Y llevamos dos mañanas buscando el teléfono de Iker Jiménez, porque Carlota participa en “quinto milenio”: unas ronchas rojas se apoderan de su cuerpecito, y, a lo largo del día, van desapareciendo. Misterioso, eh? Y no os recuerda a algo? Algo que yo tuve hace unas semanas, pero las de Carlota son mucho más escandalosas. Ya he cambiado pijamas, sábanas, colchas, aireado colchón…..Lo único que hemos encontrado sospechoso es un trocito de diente que el veterinario dice que es de gatito (¿?). Eso de tender la ropa en una terraza es lo que tiene, aunque voy a seguir investigando, porque no termino de encontrar la verdadera causa. Raro, raro.

Una amiga dice que contrate a una vidente de esas que te limpian la casa de malos espíritus con gallinas muertas, pero yo sigo pensando que ojalá todos los problemas fueran éstos.

Por lo demás, mi visita a psiquiatría bien, sigue mi medicación hasta por lo menos el verano, y mi superprima está en quirófano; la parte patológica parece que ha ido fenomenal, ahora ya están con la parte “decorativa”. En horas la tenemos haciendo bromitas del tema seguro.

Os dejo. Voy a recoger a “ronchitas” y a intentar pasar la mejor tarde posible. Os leo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s