Archivo de la etiqueta: Thermomix

Estrenando

Estándar

He pasado todo el fin de semana estrenando cosas, y ha sido de los mejores que he tenido en los últimos meses.

He estrenado el Centro Acuático La Dehesa de Arroyomolinos con una exhibición del equipo de sincro. Y por fin ha habido muchos ojos familiares mirando, que casi nunca ha sido posible por las distancias.
Todo un éxito. Se recaudaron 450 kgs con la operación kilo para Cáritas.

He estrenado oficialmente la casa nueva, con todas sus camas ocupadas, carreras, risas, puertas abriendo y cerrando sin parar. Una de mis mayores ilusiones, cumplida y aprobada con nota.

He estrenado matriarcado absoluto, conversaciones eternas en la cocina, con la thermomix haciendo chup-chup, con el plumero y el cigarrito, recordando viejos tiempos en la acera de enfrente, y soñando con los que vendrán en éste lado.

En definitiva, he estrenado una nueva experiencia que me gusta y mucho. Necesito a los míos cerca, cercanos. Echar de menos se lleva más ligero.

Me hago mayor, viejita. También estreno esa sensación, pero me gusta. Madurez, asiento, orden. Por favor, que nada ni nadie lo cambie, dejadme que lo disfrute.

Os dejo relajados y pensativos. Os leo!

Anuncios

Reducciones

Estándar

Estrenamos mes, el temido septiembre, el mes que deja vacío el bolsillo y llenas las estanterías del futuro de nuestros niños, aunque este año para muchos va a ser más difícil.

Nosotros somos afortunados, trabajamos los dos, aunque los gastos normales nos dejen con la lengua fuera a final de mes, como a tantos.

En casa hemos intentado atacar la subida del IVA: libros de texto comprados por internet o con un considerable descuento, depósito lleno y decisión en firme de reducir las comidas fuera. No es mucho, pero en algo lo notaremos, espero.

Y he sido receptora de beca para la guardería de la pequeña, un auténtico lujo que, sumado a mi baja, va a permitir unos meses reducir considerablemente el gasto: media jornada para ella, y comedor en casa para la mayor. Que viva la thermomix, sus recetas y mi reposo.

En lo que habrá que rascarse un poco el bolsillo será en rellenar sus armarios. Crecer no se libra de los impuestos!

Vosotros también habéis hecho reducción de gastos? En qué? Estaré encantada de conocer opciones.

Os leo!

D. G.

Estándar

Día dos D.G. (después de la guarde):

El sujeto C presenta signos de integración, aunque muy débiles.

Perfecto tono de voz para el “berreo”; puede mantenerlo durante minutos sin síntomas de ronquera.

Buen método teatral: es capaz de llorar a moco tendido y, en décimas de segundo, reir a carcajadas con los ojos llenos de lágrimas y la cara llena de mocos. Hay que observarlo.

En general, visto bueno al proceso de integración. Se recomiendan más horas de contacto mocoso-mocoso para dejar que interactúe.

Este sería el informe de mis dos últimos días.

Entre medias de tanto viajecito a Moraleja, encuentros con amigas “pre-púber” de Berta, vuelta al cole y al cafetito terapéutico, a la Thermomix y la mopa, a preparar mochilas con agendas y bañadores, a los dolores intensos de brazo y la agenda médica, a la preocupación por las infecciones “primiles” y los pre-operatorios, a las pesadillas que nunca se fueron. Otra vez, a mi rutina. Como todos, a que sí?

Pues, por mi parte, bienvenida sea. Y bienvenidos a todos tras la pausa de Semana Santa. Nos leemos!

Saboreando el minuto

Estándar

Otro mes de enero se esfuma, y ya van 38. Firmaría por otros tantos, tu no?

Y planea sobre la península una ola de frío siberiano. Creo que ya os he dicho mas de una vez que no soporto el frío, debí ser lagarto en otra vida. Llevo toda la tarde pensando qué ropa ponerme mañana para que me de menos pereza enfrentarme al termómetro.

No tengo novedades que contar, por fin tengo una semana de auténtica rutina, sin sobresaltos, sin pruebas médicas. Y, por favor, que nadie me lo altere. La estoy disfrutando a poquitos, cumpliendo visitas pendientes, alargando los tea-parties mañaneros, sin tener que abusar una vez más de las amigas para que cubran mis ausencias, usando mis libros de recetas de la Thermomix, compartiendo dudas léxicas y decimales…jamás pensé que una semana sin médicos me iba a sentar tan bien. Por fin estoy aprendiendo a saborear el minuto.

Por eso casi no he encontrado el momento para escribiros, y por eso os dejo pronto, para seguir recargando energía para el mes que empieza.

Un relajado abrazo.