Opiniones

Estándar

20 de abril del 90. Hola, chata, cómo estás? Os acordaís? Es inevitable tararear a los Celtas Cortos cada año en esta fecha.

Aquí seguimos con mocos, toses y tirones de puntos, pero seguimos, adelante, despacito y con buena letra.

Hoy os voy a contar mis aventuras con el sujetador mentiroso. Me tiene harta! La ropita de primavera, tan mona, tan transparente, tan suave…tan chivata, tan incómoda, tan cansada que me tiene! Voy enseñando cicatrices a la mínima, todo el santo día colocándome, que pesadez! Como le decía esta mañana a la nueva miembro destetada de la familia, me estoy planteando hacer topless; vamos, que le van a dar viento fresco a las mentiras. Es tan fácil como hacerse a la idea que tengo poco pecho. Pero poco, poco.
De hecho, en mi cuerpo hay más barriga que lolas, pero me da igual, estoy tan harta de colocarme todo el rato la camisa, que prefiero que me digan constantemente que si estoy embarazada. Es más, no lo voy a negar. De cinco meses, fíjate que calladito nos lo teníamos.

Ea, que desahogo! Ya se que muchos no lo entenderéis, pensaréis que sí, que me lo quite y listos, pero os prometo que no es tan fácil. Como siempre, estaré encantada de leer vuestras opiniones.

Que disfrutéis del fin de semana.

Anuncios

»

  1. Me sorprende tu escrito,ya que esta duda te la planteaste hace unos meses.Tu siempre has hecho y haces lo que te da la gana sin importarte “el que diran”.Por eso que cada uno piense lo que quiera ,que estas embarazada o que vaya manera de llevar el sujetador…Nadie más que tú puedes decidir eso ,porque como tu dices nadie se puede comparar a ti.Asi que ya sabes haz lo que te plazca.

  2. Te doy mi opinión como enfermera, que a día de hoy no ha sufrido esta intervención pero la ha tenido a nivel profesional muy cerca en múltiples ocasiones: hay que encontrar un sujetador que no moleste (en talla, tejidos y forma adecuados), que se adapte bien. Yo me ofrezco a mostrarte algunos sin ningún compromiso.
    Por otro lado, siempre con protección solar alta, ánimo y a hacer topless. Todas las barreras suelen ser culturales: parece ser que las amazonas se amputaban voluntariamente un pecho para manejar mejor el arco, sin obstáculos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s