Hogar dulce hogar

Estándar

Buenos días a todos desde mi casita, tralará-larita.

Ayer domingo me quitaron los dos drenajes de la espalda, y alta médica. La noticia más esperada. Tuve un buen rato una sonrisa tan grande, que voy a tener que pelear con nuevas arrugas.
La sensación del tubo del drenaje deslizándose por dentro de mi espalda es difícil de describir, el derecho incluso me hizo cosquillas, y el alivio es muchísimo mas grande que el posible dolor.
Curas, recogida de trastos, vestido cuqui y despedidas.

He dejado en la habitación a una valiente de verdad, con una familia que la mima como se merece. Inés se llama. Deseando ir a verte recuperada para que nos hagas esa tortilla tan famosa.
Antes de ella, tuve otras tres compañeras, de las que me quedo con Almudena, con su tiroides extirpado para poder tener una vida tranquila.
Cada una con su historia, su pasado y sobre todo, su futuro. Se comparte tanta intimidad en una habitación de hospital…

Y ahora aquí estoy, en mi hogar, disfrutando de mi camita y mi sofá, y sobre todo mi ducha completa. Tuve un pequeño mareo al salir, que sólo se pasó cuando volví a tapar mi obra de arquitectura. No se si fué la impresión de ver al completo todas las cicatrices, o el miedo a que el agua me rozara, pero el enfermero se ocupó rápidamente de todo, y al ratito ya estaba de nuevo en el sofá, rodeada de mimos y cojines.

Y ya me estoy preparando para salir al mundo real, que mi familia viene a pasar el día conmigo y traen de vuelta a mi sirena mayor, dispuesta a cuidarme y a preparar su campamento.

Ya os dejo. A los que estáis cerca del mar, os pido un minuto de rumor de olas. A los demás, en casa o en el trabajo, recordaros que la rutina es la mejor compañera de la gente feliz, aunque haya días que no lo parezca.

Os leo!

Anuncios

Acerca de adioslolasadios

43 años en la actualidad, madre de dos hijas, talaverana de nacimiento, madrileña "de las afueras" de adopción. He pasado por una oposición, dos divorcios, un accidente de tráfico, un cáncer bilateral de mama con 33 años , 8 sesiones de quimio, 33 de radio, una lipoestructura, que no lipoescultura, saber que tengo un gen pocho que me hacer ser paciente de alto riesgo, quitarme los ovarios y su menopausia prematura, unas cuantas biopsias, y en el 2011, una mastectomía bilateral y su posterior reconstrucción. Convivo con alguna secuela y me encanta sonreir. Vamos, que ya era hora que me desahogara, ¿que no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s