Welcome, Abril.

Estándar

Vacaciones de Semana Santa concluídas.

Las mías, en el centro peninsular, pasaditas por agua. Y la lluvia ha cogido ritmo y no hay quien la pare. Y que poco me gusta.
Harta de las pisadas en la entrada, de el viento y el frío, del tendedero rodando por casa, del olor a húmedo del coche, de no poder ir al parque…

No me gusta, me recuerda a noviembre, a las lágrimas.
Necesito el sol calentando, las mangas cortas, los cafés y las terrazas, aprovechar mi ranchito para tomar vitaminas.

El cambio de horario ha sido la primera avanzadilla para engañarme pensando que el verano está cerca, aunque después de la granizada de mediodía, permítanme que dude del mes de Abril. Sobre todo, como buena refranera, haciendo caso del Abril aguas mil, o el Marzo ventoso y abril lluvioso que hacen de Mayo florido y hermoso.

Mis lolas van estupendas. Las cicatrices ya totalmente solapadas a las anteriores, ni una mínima gota de sangre he visto esta vez. Sigo con ellas camufladas las 24 horas por lo menos hasta el día 12, aunque ya lucen estupendas bajo camisetas olvidadas hace unos años en mi armario. Incluso me he atrevido a comprarme un biquini, y reconozco que me gusta mucho lo que veo de cintura para arriba. Lo demás lo obvio, como siempre. Confío que el moreno haga su papel y engañe a la vista. Aunque tuve que ir a cambiar de talla porque el primero no soportaba este volumen y dejaba al aire media lola por cada lado. No es que a mí me importe mucho, pero preveo horas y horas piscineras como madre, y no quiero asustar a los vecinos a las primeras de cambio.

Y así, quejica por tanta precipitación y contenta con mis lolas nuevas os dejo por hoy.
Siguiendo la cadena de positivismo que me ha llegado, os deseo un comienzo de rutina estupendo, sin sobresaltos, con novedades agradables para cada uno de vosotros.

Os leo!!

Anuncios

Acerca de adioslolasadios

43 años en la actualidad, madre de dos hijas, talaverana de nacimiento, madrileña "de las afueras" de adopción. He pasado por una oposición, dos divorcios, un accidente de tráfico, un cáncer bilateral de mama con 33 años , 8 sesiones de quimio, 33 de radio, una lipoestructura, que no lipoescultura, saber que tengo un gen pocho que me hacer ser paciente de alto riesgo, quitarme los ovarios y su menopausia prematura, unas cuantas biopsias, y en el 2011, una mastectomía bilateral y su posterior reconstrucción. Convivo con alguna secuela y me encanta sonreir. Vamos, que ya era hora que me desahogara, ¿que no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s