Archivo de la etiqueta: amigas

Supermujeres

Estándar
Supermujeres

06:40.- Suena el despertador. Corre a modificar tu imagen en el espejo. Chapa, pintura y entelado. Mochilas preparadas en la entrada para las cachorras, bocatas repartidos, tacones de puntillas para no hacer ruido mientras intentas mantener la compostura bajando al garaje con el abrigo, tu bolso y las mochilas de ballet y boxeo colgados al hombro y las llaves del coche entre los dientes.

07:40-15:10.- Jornada laboral. Día de locos atendiendo a un público predispuesto a enfadarse porque eres un inútil funcionario que no das ni chapa, independientemente de una excelente carrera laboral, tu buen hacer y tu sonrisa. Bonita cefalea por soportar un nivel de ruido muy por encima de lo deseable durante toda la mañana. Menos mal que el momento café con compañeros-amigos sacan de tí carcajadas.

15:15-16:30.- Compra expréss para que tu nevera no chille de hambre (y tus cachorras con ella). Mis pies se empiezan a resentir de los tacones. Se me olvida algo, lo sé, y no me acuerdo de qué. Carga tres bolsas, 6 litros de leche y alguna cosa más y corre que vas justa de hora.

17:00.- Achuchones y besos, sin duda, el mejor momento del día. Reparto de meriendas, de niñas a distintas actividades y de amigas de niñas a sus respectivos destinos. Ese ratito de coche hablando a voces y cantando si se tercia 💓. Respira hondo cuando cumples el último destino y ya puedes, relajada, subir el volumen de la música.

cafe

17:30-18:30.- Mientras las cachorras desfogan en las extraescolares, cafetito con amigas-madresdecachorras arreglando el mundo, cortando patrones, poniéndonos al día, quitándonos el turno de palabra, espolvoreando café por la ropa de la de enfrente por la carcajada. Por fin un descanso para mis pies de tanto paseíto entaconada. Y mi dolor de cabeza parece que empieza a remitir, risoterapia al poder.

18:30.- Empiezan los juegos del hambre: vuelta a casa, deberes, gritos, sacar a la perra, enfados, estrés, duchas, cena, lavadoras, intentar recoger para que la leonera parezca un sitio habitable. Vuelven el dolor intenso en la cuenca del ojo y en medio de la frente. Llamadas para ponerse al día con la familia.

descarga (1).jpg

21:00.- Niñas ya recogidas, lectura con la pequeña entre conversaciones de cole, planificaciones de finde y abrazos y besos variados. Madre mía, mis ojos parecen tener arena y no pestañas. Ropa para mañana preparada, camas abiertas y luces fuera.

21:30-???.- M-I-M-O-M-E-N-T-O. Mi serie, o mis juegos, o mi crochet, o mi libro, o mi curso de inglés. LO-QUE-ME-APETEZCA. Me revienta la cabeza. Elegir entre seguir durmiéndome esperando a que termine este capítulo o hacerme una foto ridícula con el filtro más raro que encuentre. PEQUEÑOS-PLACERES-DE-MI-VIDA.

Último repaso al día de mañana, a las habitantes de las habitaciones silenciosas que están para comérselas mientras respiran tranquilas, destrucción de la chapa y pintura y, por fin, sueño reparador que llega antes de tiempo y no me deja terminar la página que intento leer.

Cualquier supermujer puede tener un día parecido, pero os aseguro que para las supervivientes, estos días se convierten en “ochomiles” a escalar.

descarga

Ovación cerrada para todas y cada una de ellas porque superarlos nos da un SUPERPODER que podemos llamar autoestima, poderío, normalización.

A por ello! Y en cada momento de flojera, de resoplar, de agotamiento, recuerda que somos un montón de SUPERMUJERES las que estamos detrás empujando para que llegues.

Os leo!!

Amigos

Estándar
Amigos

Imagináos una situación muy simple pero muy común: tienes una ecografía programada a las 11:30, tu pareja (si la tienes) está off, y tienes un bebé de seis meses que, a ser posible, mejor que no lo lleves (es más, doy fe que en determinadas consultas son como el anticristo). ¿Tú que harías?

Evidentemente, si no existen más opciones, te llevas al anticristo a la consulta y que salga el sol por Antequera, pero algunos afortunados tenemos un as en la manga: AMIGOS, así, en mayúscula, negrita y subrayado. Seres mágicos con superpoderes que nada más colgar tu llamada ponen en órbita sus satélites y se organizan para cuidar, mimar, cambiar pañales o cantar nanas al bebé hasta que tú vuelvas, sin horarios ni normas.

O llega diciembre, tu cuerpo acumula 7 quimios, dolores musculares, un amago de depresión y ninguna defensa, y ahí los tienes, con las llaves de su casa de la playa a tu disposición, dejándote invadir su intimidad con vistas al mar.

O en pleno mes de agosto te programan una mastectomía bilateral, casi nada, y no dudan en poner una tumbona más en sus vacaciones playeras para que tu morena no eche de menos la espuma del mar.

O adoptan a tu pequeña durante los cuatro o cinco “días malos” después de cada chute para que no te vea vomitar y puedas recuperarte mucho antes.

Son sólo ejemplos, podría llenar la memoria de WordPress con todos y cada uno de los favores recibidos, de los momentos vividos, de los llantos compartidos o de las risas eternas. Somos capaces de acabar con el café de Colombia, el imperio del Sr. Mahou o las manzanillas con anís de las cafeterías que nos rodean.

Podría poner muchos puntitos en mi mapa de España particular, allí donde tengo un café esperando, donde tendría que dejar un GRACIAS tan grande como mi cuerpecito, donde recoger lágrimas que ya no tienen sentido y dejar sonrisas hasta mi próxima visita.

Y si ya era afortunada, en unos años he ampliado ese mapa y le he añadido uno paralelo virtual: amigos en muchos casos digitales, a los que todavía no he puesto cara, o sí, que las redes me regalaron y espero conservar mucho tiempo cerca.

Nunca seré capaz de devolveros lo que me habéis dado, ni de lavaros toda la ropa manchada por mis lágrimas en vuestros hombros. Tan solo espero seguir haciendo más gorditos los puntos ya marcados y, si a la vida se le antoja, ampliarlos.

Os quiero y os necesito con la misma intensidad, sin abusar, pero sin descanso.

amigas

Y por supuesto, como siempre, os leo!!

La vida es cruel

Estándar
La vida es cruel

Hoy no os hablo de salud, tengo el corazón roto y simplemente voy a desahogarme. Avisados quedáis por si queréis dejar de leer.

Mi amiga ha perdido a su mitad, así, de golpe, de manera fea, cruel, amarga, como cualquier muerte, pero ésta ha sido más cercana, ha golpeado más fuerte, ha desatado algo en mi lagrimal, en el de muchos de los que estamos de 8 a 3. Nunca jamás estaré preparada para la muerte, nunca jamás dejará esta áspera vida de hacerme daño, de hacérselo a la gente que quiero, nunca jamás nos dejará descanso.

Estoy furiosa, rabiosa, triste e indignada a partes iguales. No lo entiendo, no quiero consolarla, no quiero que esté pasando por ésto, no quiero tener que verla con los ojos hinchados de llorar, sin quitar ojo a sus cachorros, agotados de la tensión.

Hemos compartido mil cafés con nuestras penurias, nuestras alegrías, nuestros trapos, nuestros trucos, nuestras risas, nuestras lagrimillas, nuestros recuerdos…y me niego a que eso tenga que cambiar porque un caprichoso destino ha decidido pegar un golpe sobre la mesa y alterar lo cotidiano haciendo daño, echando vinagre sobre las heridas, arañando un corazón generoso, entrañable, dulce.

Amiga, no te voy a pedir que no estés triste, porque tienes que estarlo, y enfadada, ególatra, indignada, con la boca llena de palabrotas. Tampoco te voy a hacer escuchar las manidas frases del consuelo.

Pero sí voy a robarte, si me dejas, muchos momentos de tu nueva vida, para que hagamos un nuevo libro de recuerdos. No serán más bonitos, ni mejores, simplementes serán nuevos, llenos de selfies nuestros sonriendo, o llorando, da igual, aquí, en los pueblos o en la China meridional, porque tenemos que continuar la buena costumbre que empezabas a tener de conocer mundo. Estará lleno de cafés, de trapitos, de escenas que avergüencen a nuestros cachorros para tener las risas aseguradas. De amigas que te cuiden y te regañen a partes iguales cuando sea necesario.

En estos dos días me he dado cuenta que te quiero mucho, amiga. Y de que la vida es cruel, también.

Os leo!!