Archivo de la etiqueta: enfermería

A porrillo

Estándar

Todo se va poniendo en su lugar. El tiempo lo coloca como piezas en el Tetris®.

Vamos por pasos: enfermería bien.

Patriarca tocado, andando como si le hubieran robado el bastón, mosqueado por no poder cargar peso (leasé coger a Carlota), pero evolucionando perfectamente.
Gitanillas bien, llenas de mocos las dos, y empezando con la mayor a preocuparnos por las espinillas. Y que alguien me lo explique, pero la adolescencia se adelanta que es una barbaridad. Como esto siga así, me veo comprando Tampax® a Carlota cuando entre en primaria.
Yo bien, con calambrazos en la zona ovárica-sin ovarios, y con muchísimo dolor en la cicatriz derecha, nada nuevo.

Segundo tema: incorporaciones varias

La guardería fenomenal, ya nos despedimos entre sonrisas y no entre llantos, pero las tardes son temerosas. Cómo se nota el cansancio. Rabietas “a porrillo” (siempre me encantó esa expresión).
La vuelta al comedor de la reinona fenomenal, estaba encantada en casa, pero echaba de menos las tonterías con los compis.
Y yo expirando mis últimos días de vacaciones. El lunes ya vuelvo a la rutina más absoluta: madrugones, carreras y kilómetros, pero todo está preparado y estamos en posición de salida.

Os dejo ya. Abrigaos, que hace mucho frío.

Rechazo

Estándar

Hoy tocaba consulta con enfermería para revisar cómo van esas cicatrices. Y llevo un par de días viendo una especie de costra azul, sobre todo en el lado izquierdo. Pues bien, he salido de dudas, no es costra, son los puntos internos, que parece ser, mi cuerpo está rechazando. Raro, raro, raro… Me han quitado tres, dos del lado izquierdo y uno del derecho, y pinta que me van a ir saliendo más.

Por lo demás, va todo bastante bien. El líquido no parece que vaya en aumento, tengo un estanque, dentro de poco crio ranas, ya veréis.

El lado izquierdo es el peor, y curiosamente la cicatriz que más puntos quiere expulsar. Me tira exageradamente, incluso el dolor va hacia la espalda, y me presiona tanto que a veces parece que me va a dejar sin respiración, pero debe ser lo normal, ha sido donde más han limpiado, y ya llevaba bastante acumulado: un tumor muy grande encapsulado, mas dos biopsias. Resentido podríamos decir que está. Si mi pectoral izquierdo hablara, me insultaría seguro!

Y poco más os cuento hoy.

Como siempre, muchas gracias a los que me facilitan que pueda venir tranquila a consulta porque se quedan con mi peque, qué haría yo sin tanta madre postiza!!