Archivo de la etiqueta: relleno

Retroceso

Estándar

En retroceso, como la economía. Exactamente es como me encuentro.

Para que no os liéis, deciros que ayer fue el segundo cumpleaños de mi pequeñita, y de ahí ha partido mi vuelta atrás.
Cómo poner buena cara cuando estás echando de menos un timbrazo y su “muchachita”, su abrazo, la carrera de mi pequeña hacia él…
No le dió tiempo a disfrutar ninguno de sus dos cumpleaños. El primero, porque ya estaba malito, recién dado de alta y muy flojo, y en éste seguro que estuvo, pero desde su sofá de nubes, sin su cámara, sin tocarle.

Por eso he vuelto atrás, porque las últimas semanas han sido trepidantes, sin descanso, y las velas me han devuelto de golpe a la realidad, al trocito vacío de corazón.

Paso a paso, mejor no dar por cerrados los capítulos, verdad? La realidad los supera a todos, para qué correr.

Y volviendo a mis lolas, mañana toca relleno, como a los pavos en Navidad. Deseando después de 17 días que se me han hecho eternos, todo hay que decirlo.
Mañana volvemos a la tirantez de dos lolas enormes, juntitas y a punto de explotar.

Os contaré los resultados el próximo día.

Os leo!

Anuncios

Tensión

Estándar

Tengo una tensión inmensa, físicamente hablando. Me han vuelto a rellenar, 80cc en cada lola, y las tengo a punto de reventar. No duele, por suerte, sólo es la sensación. Eso sí, el canalillo empieza a ser digno de mirar, estoy encantada, pero todavía no puedo enseñároslo, por dos motivos: el primero, proteger del sol las quemaduras que me provocaron los electrodos del quirófano, y el segundo, la sensación de seguridad que me da el sujetador bien apretadito y abrochado hasta arriba.
Pero que nadie sufra. Siempre he sido generosa con las vistas, y volveré a serlo, ahora con mucha más razón.

Todo lo demás sigue a su ritmo. Tengo una ayudante de excepción estos días conmigo. La mujer que me ha enseñado todo lo que se (aunque las lecciones de limpieza no las tuve mucho en cuenta, jeje). Compartiendo trapos (pocos), conversaciones y recuerdos (muchos), y viendo asomar la sonrisa cada vez que habla de sus niñas, grandes y pequeñas.

Las mías siguen cada una en su destino veraniego, y yo deseando tenerlas a mi alrededor. A la pequeña ya la sentí el martes gracias a su tía y la poca pereza para complacernos y coger el coche, y a la mayor ya sólo me queda una semana para que me atrone los oídos con sus aventuras.

Mientras tanto, sigo muy tranquila, enganchada a la lectura de Juego de Tronos y a los paseos con Zeta.

Disfrutad del fin de semana. Os leo!

Aviones

Estándar

Aviones. Tan colocaditos, uno al lado del otro. Despegando estará el que hoy me importa, llevando a mi sirena, emocionada y tan feliz, a su primer campamento. El sofocón me lo ha calmado un poco un cafetito y una muffin, pero el miedo que estoy sintiendo al darme cuenta que se me hace mayor, ni con café lo tapo.

La pequeña me relajó por completo la tarde de ayer. Cuánta risa, cuánto abrazo, cuántos besos…cuánto la echo de menos.

Dejando lo emocional y dando paso a lo físico, os contaré que ayer tuve consulta por primera vez tras el alta.

Primer paso: espalda
He acumulado líquido, algo relativamente normal, por lo que empezamos por extraerlo y quitar los pocos puntos que tenía. La extracción, por si alguien duda, no duele, a no ser que los pinchazos te mareen, que a mucha gente le pasa. Los puntos molestan, sobre todo alguno ya muy pegado a la piel.
Segundo paso: lolas
Fuera puntos, y relleno con suero de 60cc en cada uno. Sumado a los 160 con los que salí de quirófano, ya tengo unas lolas de 210 cc. Entre la hinchazón y lo tiesas que están, no exagero si os digo que tengo más que antes. O, mejor dicho, vuelvo a tener el pecho del primer embarazo, incluída la molestia por la tensión.
El jueves que viene vuelta a consulta.

Bueno, pues os dejo, no sin antes hacer dos pequeños apuntes.

El primero, felicitar a alguien muy especial que hoy cumple años. En concreto, este va a ser el primer año de su nueva vida. Y todos sabemos que el primer año es duro, así que hay que mandarle mucha fuerza.

Y el segundo para los observadores. Es verdad, tendría que haber escrito ayer, pero fui madre a jornada completa, y las emociones y las maletas dieron paso al sueño antes de lo previsto. Lo siento.

Feliz fin de semana. Os leo!