Saboreando el minuto

Estándar

Otro mes de enero se esfuma, y ya van 38. Firmaría por otros tantos, tu no?

Y planea sobre la península una ola de frío siberiano. Creo que ya os he dicho mas de una vez que no soporto el frío, debí ser lagarto en otra vida. Llevo toda la tarde pensando qué ropa ponerme mañana para que me de menos pereza enfrentarme al termómetro.

No tengo novedades que contar, por fin tengo una semana de auténtica rutina, sin sobresaltos, sin pruebas médicas. Y, por favor, que nadie me lo altere. La estoy disfrutando a poquitos, cumpliendo visitas pendientes, alargando los tea-parties mañaneros, sin tener que abusar una vez más de las amigas para que cubran mis ausencias, usando mis libros de recetas de la Thermomix, compartiendo dudas léxicas y decimales…jamás pensé que una semana sin médicos me iba a sentar tan bien. Por fin estoy aprendiendo a saborear el minuto.

Por eso casi no he encontrado el momento para escribiros, y por eso os dejo pronto, para seguir recargando energía para el mes que empieza.

Un relajado abrazo.

Anuncios

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s