Granos de arena

Estándar

Rodeada de granos de arena, imaginando que cada uno de ellos cuenta la historia de alguien que ha estado antes aquí.

Historias “truculentas”, sensuales, familiares, simples, tortuosas, llenas de lágrimas, somnolientas…así es imposible aburrirse en la playa, os lo aseguro. Y luego pasa lo que pasa, que llega la noche y las pesadillas abarcan desde las monjas de mi cole y las canciones vocacionales, hasta gruas que se llevan mi coche mientras un circo atraviesa la ciudad. Sí, no os preocupéis, tengo cita en agosto con la psiquiatra 😉

Algunas historias se las lleva el viento, otras acabarán destrozadas tras la tormenta, muchas tostadas por el sol. La vida nos hace llenar la playa de arena. Y mi playa ahora mismo está llena de un atardecer precioso, cubos, rastrillos, snorkels y arena, mucha arena para poder seguir escribiendo historias.

Os dejo. El próximo día me convierto en bloguera de moda y os recomiendo lugares a descubrir por aquí. Mientras, voy a seguir investigando sitios interesantes para contarlo con conocimiento.

Os leo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s