Archivo de la etiqueta: Maktub

Matrioskas

Estándar

¿Sabéis qué son las matrioskas? Esas muñequitas rusas escondidas unas dentro de las otras.

images

Pues os voy a contar un secreto: mi grupo de whatsapp familiar se llama así, MATRIOSKAS. Una de mis hermanas, avispada ella, le puso el título, y no puede ser más acertado.

La primera, la más grande, la que nos cobija a todas, nuestra Bábushka. Enorme por dentro, de ahí su capacidad de acoger a siete mujeres bajo sus alas, y dentro de poco la más chiquitita por fuera, sobrepasada por las pedazo de adolescentes que presumen de ella. Se lo decimos poco, las Soriano somos así de setas, pero la queremos por encima de todo y de todos. Nuestra enfermera jefe, pendiente de revisiones, exámenes, pruebas y desdichas, recogiendo lágrimas y curando corazones rotos.

Después vienen las tres hermanas, unidas físicamente por heridas de quirófano, y en alma por destinos paralelos y sufrimiento de despedida. No somos idénticas, incluso ni parecidas en muchos aspectos, pero siempre iremos atadas al hilo rojo que el Sr. Soriano nos dejó prendido.

Detrás de nosotras, cuatro trofeos en construcción.

  • La “seño”, sobrina mayor, ejemplo del resto, lanzadora de carcajadas y consejos.
  • La rubia soñadora de ojos verdes, hormiguita, construyendo su camino casi sin hacer ruido, bailando con las nubes.
  • Mi morena exótica, con un curioso parecido a su prima mayor, capaz de recepcionar las carcajadas y mandarlas de vuelta a mayor velocidad, el hombro donde apoyarme estos últimos meses.
  • Y la pequeña rubia, el regalo, consuelo de lágrimas en años difíciles, más parecida a veces a su prima de ojos verdes que a su hermana, escandalosa, revoltosa, pura vida.

Y todas, como desde hace ya cinco años (cinco), volveremos a meternos unas dentro de las otras para volver a dejar que el agua arrastre nuestras flores, y con él los recuerdos, el dolor de la pérdida, las horas pensando en él, nuestros esfuerzos por que la pequeña tenga el recuerdo que el maldito cáncer no ha dejado que crearan juntos.

Papá, el sábado nos vemos. Te sigo echando de menos como el primer día, sigo mirando al cielo mientras te hablo, sigo llorando con tu recuerdo, y últimamente necesito tus collejas más que nada en este mundo.

Os leo!!

Anuncios

Justicia

Estándar

Antes de empezar, deciros que el estreno de Maktub fue genial, la película preciosa, me reí como hacía mucho tiempo, y lloré amargamente, también. Los actores estupendos en sus personajes, y tuve la suerte de poder hacerme la friki-foto con algunos de ellos. Os recomiendo que vayais a verla en Navidades, se estrena el 16 de diciembre, y su recaudación es por una muy buena causa, merece la pena.

Cambiando de tema, os voy a contar mi visita de hoy a los Juzgados. Tenía una citación por mis causas pendientes, iba como “perjudicada”, y ya había estado antes en un Juzgado, pero nunca en un Juicio.

Pensé en salas como lo vemos en las películas, pero es todo mucho más sencillo. Una Jueza, la secretaria, la Fiscal y la abogada del demandado. Y, evidentemente, el demandado y una servidora, de pie, ante un micrófono, confirmando datos, fechas y cantidades. Por un momento, he estado por arrancarme por Pereza, pero no me ha parecido adecuado.

“Queda usted condenado” impresiona, y mas cuando eso significa que están dando la razón a cuatro años de penurias, impagos, abogados… Ahora falta hacerlo realidad y, muy poquito a poco, disfrutar de lo que nos habían arrebatado.

Una experiencia más para la espalda, y todavía me temo que nos queda mucha más pelea judicial, pero la afectada se merece eso y lo que sea necesario.

Por hoy os dejo, aunque os tengo muy presente, sobre todo cuando compruebo la cantidad de gente que me lee. Gracias mil.

Estrenos

Estándar

Soy tan afortunada, que voy de estreno. No un estreno normal, no, voy a un estreno de los que salen en la tele, con fotocall, neones, paparazzis y famosos. Y todo por colaborar con una buena causa, la Fundación Aladina.

Toda la mañana buscando trapos, la verdad es que no estoy acostumbrada a estos eventos, y temo no estar a la altura. La altura la remedio con unos taconazos, literalmente, pero va a ser que sólo con eso no es suficiente.

Ni os imagináis lo difícil que me resulta comprar ropa desde que no tengo lolas. Y hoy llevaba las prótesis para aparentar, pero ni así. No hay nada que oculte la tripa. No nos damos cuenta, pero al tener pecho favorecemos que el abdomen parezca más plano, y sin pecho eso no es posible. Es como disfrazar de chica a vuestras parejas, hijos…se nota que falta algo, que es postizo.
Y así he llegado a casa, con la sensación de tener un cuerpo postizo, desfigurado, nada atractivo. Y me quedan horas para convertir esa sensación en una mujer super sexy, marcando barriguita con garbo y enfundada en unos buenos tacones.
Así que va siendo momento de ponerme manos a la obra, que tengo mucha tarea.

TRAILER DE MAKTUB

20111122-155102.jpg

Día Mundial contra el Cáncer de Mama

Estándar

20111019-165930.jpg

Hoy os voy a contar un proyecto precioso del que soy Embajadora, todo un honor, entre la Fundación Aladina y la película Maktub.

Cada vez que uno de vosotros vea este tráiler, añaden un “ladrillo solidario”
para construir un centro de transplantes de médula ósea en el Hospital Niño Jesús.

Nunca algo tan grande había costado tan poquito.

Muchas veces no sólo lo material mueve montañas, es increíble la de cosas que podemos hacer sin mucho esfuerzo. Sobre todo con esta enfermedad. Vale más una mano en el hombro que todas las cajas de bombones del mundo.

Por eso os animo a verlo, y en Navidades quedamos para ir al estreno, ok?

http://youtu.be/fRWFDLnkPK0

Para más información sobre la película, visita http://www.maktublapelicula.com