Archivo de la etiqueta: Reyes Magos

Otra vez

Estándar

Otra vez quitar adornos. Cada año me canso antes de la Navidad. Cada año tengo más ganas de quitar árbol, guirnaldas, belenes, de la vuelta al espacio libre. Tanto, que he guardado muy poco y he tirado mucho. Renovarse o morir.

Otra vez noche de nervios, globos inflados y paquetes bajo el árbol. Gritos, aplausos, ilusión y olor a nuevo. Deseos en cartas que volveré a releer pasado un año para sonreír comprobando todo lo que se ha cumplido.

Otra vez mi estómago al ralentí, sufriendo como nunca, ayudado por tanto omeprazol que tengo que ir de nuevo a la farmacia. Ni con el running noto mejoría. Temo vuelta al médico y mil y una pruebas.

Y otra vez le he echado tanto de menos que me duele el corazón. Cuántas risas hubiéramos compartido viendo la ilusión de la pequeña, las sorpresas de la mayor, la familia unida frente a un cocido de mamá.

Por eso quiero quitar todo lo que huele a Navidad, a esa silla vacía que no quiero ver. Pasan los años, pero la herida sigue sangrando a cada golpe.
Estamos todos los demás, sanos, llenos de ganas, pero en ocasiones solo con ganas no se arranca el motor. Duele intentar pensar sólo en la ilusión de los pequeños y no conseguirlo, sonreír mientras lloras por dentro. Cómo es posible que dos emociones tan intensas convivan con la misma intensidad. Es más, como es posible que una alimente a la otra.

Por eso, otra vez, le he pedido a los Reyes Magos mucha fuerza para superar mil y un momentos como el de esta mañana. Y otra vez estoy convencida de su capacidad de acierto. La necesito.

Os leo!

Anuncios

Feliz Año Nuevo

Estándar

Feliz Año Nuevo!

Mas allá de propósitos que no vamos a cumplir y pretensiones que ojalá se cumplan, yo, como siempre, os deseo un año lleno de salud.
Sanos podremos buscar trabajo, suspender o aprobar, viajar, dejar de fumar o seguir echando humo, ir al gimnasio o practicar sillón-ball…todo es posible si estamos sanos; postrados en una cama de hospital, os aseguro que no hay tantas opciones.

Que tal vuestras reuniones? La mía muy familiar, estrenando la nueva casa con siesta y cantes por El Fary incluídos. El abuelo en el sofá de nubes se lo tuvo que pasar pipa viendo a la abuela reir a carcajadas.

Habéis escrito ya la carta a SSMM Los Reyes Magos? Yo repito sistema, que el año pasado me escucharon alto y claro, deben ser suscriptores de WordPress.

Ahí va:

Queridos Reyes Magos:
Muchas gracias por ser tan complacientes conmigo, habéis conseguido que vuelva a creer en vosotros a ciegas, como cuando era niña y me despertaba mi hermana la impaciente para ir a buscar vuestros regalos.
Como habéis tenido mucho trabajo con las peticiones pasadas, este año sólo os pido mantenerme donde estoy: dejadme disfrutar de la casa, llenadme mes a mes el bolsillo de dinerito y poned mucho sol en mi vida. La salud, ya lo sabéis, la tengo al día con el jefe.
Atentamente: yo

Espero que surta efecto para vosotros también, pidáis lo que pidáis.

Os leo!

Nos mudamos

Estándar

Igualito que las serpientes: nos mudamos! Ole, ole y ole.

Ahora sí puedo confirmar que creo en los Reyes Magos…Bueno, más bien tengo fe ciega en los sofás de nubes y sus ocupantes.

Adiós cajas bajo las camas. Adiós ropa colgada en barras de cortinas. Adiós terrazas-trastero. Adiós a ocho años de mi vida intensos, difíciles, con muy malas y muy buenas experiencias.

Como los caracoles, con la casa a cuestas, preparados para instalarnos en algo mejor, en una vida mejor.

Al final del tunel siempre hay luz, ya nos tocaba el semáforo en verde. Aún con recelo y agachada, por si el mazo de la desilusión me alcanza, pero ilusionada, feliz, nerviosa e impaciente, así me encuentro y así lo transmito al resto de la familia.

Y falta la segunda noticia, no?
Mi inmediata incorporación al trabajo, que por ahora se alarga un poquito más.

Tenía motivos para la intriga, por eso no quería lanzar los cohetes, pero parece que tengo que empezar a comprar cerillas para prenderlos.

Gracias por vuestra paciencia, por vuestros dedos cruzados y vuestras buenas intenciones. Sólo os pido unos días más de apoyo para que todo salga bien, y comience un nuevo capítulo del libro más interesante que jamás podré escribir.

Felices sueños…los míos están llenos de precintos y plástico de burbujas, pero son tan bonitos…

Os leo!