Archivo de la etiqueta: Linfedema

El mindfulness y otras cosas relajantes

Estándar
El mindfulness y otras cosas relajantes

Bienvenida, bienvenido, me alegro infinito de seguir viendo tus ojos por aquí.

Últimamente escribo muchísimo menos, pero esa es la mejor de las alertas. No tengo mucho que contaros, vivo inmersa en la más bonita de las rutinas, sin altibajos, sin sobresaltos, al trán-trán. Y eso, lo entenderéis, no aporta mucho, y ya sabéis que prefiero el silencio al ruido vació.

¿Nos ponemos al día?

He vuelto a pasar por quirófano, mi túnel carpiano me pidió libertad, y no pude resistirme. Ha ido todo genial, la operación es muy leve, no hay dolor post-quirúrgico, aunque, si tus ganglios brillan por su ausencia, debes tener en cuenta que tu brazo estará comprimido…muy…muy…muy comprimido unos quince minutos, por lo que el riesgo de linfedema aumenta un poco. Si os sirve, yo ya estoy controlándolo, mi oncóloga me ha enviado al servicio de rehabilitación de mi hospital para que lo vigilen.

pp.jpg

Todo esto implica no poder conducir (OMG), depender de amigos/as conductores/as que transporten niñas al cole, que me lleven y me traigan a disfrutar del cafetito, que la enfermera jefe y su adjunta me hayan dejado la casa como los chorros del oro, y que esté aprovechando para ponerme al día con redes sociales, libros, series y sueño-s.

Este 19 de octubre, dentro de todas las cosas bonitas que ví y sentí, encontré una APP que nos regalaba la cuota a todas las pacientes-supervivientes de cáncer de mama. El gesto ya me gustó, me picó la curiosidad y empecé a empaparme del MINDFULNESS. Y tu me dirás: pero criatura, y eso ¿que es?. Porque eso mismo fue lo que yo pensé cuando empecé a oír hablar de sus beneficios.

Lo fácil que parece parar diez minutos al día, respirar hondo, dejar la mente en blanco y dejarte llevar. Pues te reto a hacerlo una sola semana y me cuentas. No encuentro el momento, no consigo dejar la mente en blanco, si me centro en la respiración hiperventilo y me mareo…parece un desastre, pero no lo es. Sólo la intención de hacer el reto de parar todos los días para mí está suponiendo un subidón y me estoy enganchando.

La app que encontré se llama SIENTE , y te recomiendo que la instales (es gratis). Y, si te gusta y quieres seguir avanzando, escríbeme y te dejo el enlace para que disfrutes de una suscripción gratis para toda la vida.

Por lo demás os cuento que el día Mundial del Cáncer de Mama fue muy intenso, os he colgado alguna colaboración en la pestaña “Sobre mí”.

Os mando un abrazo enorme (no os choco los cinco porque todavía no me dejan).

¡Os leo!

 

Anuncios

Decorando el linfedema

Estándar
Decorando el linfedema

Empiezo diciendo que soy una afortunada porque voy a hablar de algo que no he sufrido en mis propias carnes. Imagino que el ser constante, el ejercicio y un pasado de nadadora también han hecho su trabajo.

Si has tenido/tienes una cirugía por cáncer de mama, sobre todo hace ya unos años (ahora con el ganglio centinela ya no es lo mismo), sabrás que, tras quitarte ganglios, estamos en riesgo de desarrollar linfedema en el/los brazo/s.

Hace poquito, en un encuentro de blogueras, conocí a Teresa. A ella y a su blog MI LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA. Otra guerrera que, además de pasar por cada etapa, está sufriendo un linfedema muy cansino. Ella, inquieta e incorformista, ha descubierto una página donde poder adquirir los feísimos manguitos de contención con dibujos, diseños, imitando tatuajes, de colores….

Para que veáis claramente la diferencia, aquí os muestro el manguito que se adquiere habitualmente en las ortopedias:

manguitoInsulso a la par que horroroso. Vale, discreto también, pero, ya que hay que llevarlo, por qué no hacerlo con más estilo?

flora

iris

darling

descargaEsta es una pequeña muestra de lo que hay en la web LYMPHEDIVAS. Enhorabuena, Teresa, por la labor de búsqueda que va a poner fácil elegir a muchas “sufridoras”.

No dejéis de visitar su blog. Parece mentira que, hablando de lo mismo, seamos tantas y tan distintas. Cada vez más nos animamos a normalizar, a enseñar a los demás cómo lo enfrentamos, cómo lo sufrimos y cómo lo superamos.

Y si ya estás en pleno proceso, podéis (debéis) poneros en contacto con las unidades de mama de vuestro hospital, con asociaciones de pacientes o bien con alguna asociación de linfedema, que las hay. AMAL es la asociación madrileña, a la izquierda, en enlaces amigos, tienen un listado de distintas asociaciones en otras provincias. Ya se sabe aquello de mal de muchos…..

Desde aquí hoy toca mandar un abrazo inmenso a todas las que, en algún momento, han padecido un linfedema.

Os leo!!

_________________________________Now in English______________________________

Start by saying that I am the lucky one because I am going to speak about something that I have not suffered in my own meats. I imagine that the constant being, the exercise and a past of swimming also have done his work.

If you have had / had a surgery as a cancer of breast, especially already a few years ago (now with the ganglion sentry already is not the same thing), you will know that, after taking ganglions from you, we are in risk of developing linfedema in the brazo/s. It does small, in a meeting of blogueras, I knew Teresa. To her and to his blog MY FIGHT AGAINST THE CANCER OF BREAST. Another warrior who, beside happening for every stage, is suffering a very weary linfedema.

She, it worries and incorformista, has discovered a page where to be able to acquire the ugliest muffs of containment with drawings, designs, imitating tattooes, of colors….

In order that you see clearly the difference, here I show you the muff that is acquired habitually in the orthopedics: manguitoInsulso at par that horrifying. Does it cost, discreetly also, but, since it is necessary to take it, why not to do it with any more style?

This is a small sample of what exists in the web LYMPHEDIVAS. Congratulation, Teresa, for the labor of search that it is going to make easy to choose “suffering” many people.

Do not stop visiting his blog. It looks like a lie that, speaking about the same thing, we are so many people and so different. Increasingly we encourage to normalize, to teach the others how we face, how we suffer it and how we overcome it.

And if already you are in full process, you can you you (must) put in touch with the units of breast of your hospital, patients’ associations or some association of linfedema, that exists. AMAL is the association of Madrid, to the left side, in links friends, they have a list of different associations in other provinces. Already that one is known of evil of many…..

From here today it has to order an immense embrace all those who, in some moment, have suffered a linfedema.

I read you!!

VIII Congreso Gepac

Estándar

CONGRESO

He tenido un fin de semana de esos que te dejan resacosa para el resto de los días sin haber probado una gota de alcohol.

Esos fines de semana que te dejan mil recuerdos para visualizar cada mil bostezos,  que te saben a poco aún teniendo tanto que hacer, lleno de sonrisas, risas, carcajadas, abrazos, reencuentros y nuevas amistades, sabiduría, conocimiento, ilusión, buen hacer, profesionales y voluntarios, equipos y cooperación. Esos fines de semana que duran varias semanas más, de los que hablas y hablas y siempre te queda algo por contar.

Y diréis: -“¿Pero dónde ha estado esta chica?”

Muy fácil: de Congreso

Algunos tendréis los congresos como parte de vuestra vida laboral y sabréis de lo que hablo. Pero para mí ha sido una aventura nueva, desconocida, y confieso que me ha gustado, me he movido como pez en el agua.

Ha sido el VIII Congreso Gepac, “el lugar donde todas las piezas encajan”. Punto de encuentro entre profesionales de la medicina, periodistas, empresa farmacéutica, investigadores, asociaciones de pacientes, familiares, amigos y, sobre todo, supervivientes.

Se ha hablado de nutrición, memoria, recursos, colon, hodgkin, mieloma, emociones, tiroides, sarcomas, cabeza, cuello, hígado, síndromes, crónicos, ginecología, supervivientes, mundo laboral, psicología, bienestar, reacciones, infancia, internet, efectos secundarios, familia, dolor, fertilidad, médula, linfedema, sexualidad, vejiga, paliativos, duelo, pérdida, páncreas, renal, adolescencia, imagen personal, maquillaje, mama, futuro, mayores, pulmón, próstata, metástasis, leucemia, miedo, pareja, hábitos de vida, piel, incapacidad, esófago, estómago, raros, tumores, cerebro….cáncer.

Una “okupación” espectacular del Círculo de Bellas Artes, que durante tres días se ha teñido de morado, el color del superviviente, el color de los voluntarios. Y ahí es donde yo, junto con otros ciento y pico, entro en juego.

Voluntariado en su definición más amplia: he hecho casi casi de todo. He sido secretaria, presentadora, organizadora de eventos, azafata, vendedora, ayudante de fotografía, coordinadora, feliz…

Es muy difícil expresaros la sensación del buen hacer, el orgullo de ver sonreir a un interlocutor que está perdido, asustado, y que no puede creerse que tú hayas pasado por lo mismo. El hombro donde llorar a toro pasado, animando, cogiendo del brazo y dando alas. Porque fundamentalmente eso es lo que he hecho: dar y, sobre todo, recibir alas. Tanto alrededor de la dichosa palabra maldita, y un sólo edificio donde abordarlo.

Reconozco que físicamente ha sido agotador, que el sábado creo que ciento y pico personillas dormíamos como bebés para coger fuerzas, pero merece tanto la pena que ni lo sientes.

Ya me despido, no sin antes dar las gracias a Gepac por permitirme formar parte de todo ésto, pero, sobre todo, a Fátima Castaño. No se lo digáis, es un secreto, pero la he pillado: sus miedos por hacerlo bien han sido una cortina de humo para despistar. Ella sabía de su poder, pero quería ir de pobrecita para tenernos comiendo de su mano. 😉

Por todo esto, ser voluntaria se ha puesto en primer lugar en mi currículum. No se cobra, pero la nómina que guardo es para enmarcar.

Fdo. Estefanía Soriano. Voluntaria.

Os leo!!

Linfedema

Estándar

Hola de nuevo!

Me he dado cuenta que no os conté mi visita al médico para mi revisión de brazos y cicatrices. Fui el jueves, buena manera de empezar el mes.
Parece que va todo bien, aunque vuelvo a tener líquido en el lado derecho, podría ser un linfedema. Y antes de que me hagáis la pregunta, os copio lo que pone en la Wikipedia:

Linfedema después de una mastectomía

Durante una tumorectomía o una mastectomía suele ser necesario extirpar algunos de los ganglios linfáticos de la axila que recogen la linfa de la región de los antebrazos, de la mayor parte de la mama, de la nuca y de la propia axila. Los ganglios linfáticos procesan los fluidos, los posibles microbios y los residuos de las infecciones.

El brazo puede sufrir un edema linfático o linfedema cuando se alteran los ganglios o vasos linfáticos. Este daño linfático puede deberse a cirugía, a radioterapia o, más frecuentemente, a una combinación de ambas. La quimioterapia puede también contribuir al edema del brazo.

La mujer a la que han extirpado los ganglios de la axila tiene un mayor riesgo para desarrollar linfedema, lo que puede ocurrir inmediatamente después de la cirugía, o meses o años después. No todas las mujeres que tienen una mastectomía experimentarán linfedema.

Hay varios tipos de linfedema. El tipo agudo, temporal y suave de linfedema aparece unos pocos días después de la cirugía y usualmente dura un período corto de tiempo. Otro tipo de linfedema agudo, más doloroso, puede aparecer de 4 a 6 semanas después de la cirugía. Pero el tipo más común de linfedema tiene lugar lentamente y sin dolor, y puede tener lugar de 18 a 24 meses después de la cirugía.

El síntoma principal del linfedema es el edema del brazo afectado. El grado de edema puede variar. Algunas personas pueden experimentar un edema grave – cuando el brazo afectado está varias pulgadas más grande que el otro brazo. Mientras que otras experimentarán una forma más suave del edema – cuando el brazo afectado está sólo un poco más grande que el otro brazo.

Además del edema del brazo afectado, los siguientes son síntomas comunes en el linfedema.

Los síntomas incluyen:
La sensación de plenitud o tirantez en el brazo afectado.
Sentir dolor en el brazo afectado.
Edema en la mano.
Debilidad en el brazo afectado.
Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Puesto que los síntomas del linfedema pueden parecerse a otras enfermedades el diagnóstico y el tratamiento deberán llevarse a cabo bajo supervisión médica. Un tratamiento conservador de elección de probada eficacia es el drenaje linfático manual.

Siento el rollo, pero como no soy médico, no os puedo explicar correctamente lo que es. Os diré que me duele muchísimo el brazo, ya sabeis que tengo pinchazos, y en quince dias repito visita a enfermería para confirmar diagnóstico y empezar tratamiento si fuera necesario.
Así que estoy en el punto de estar harta de los dichosos brazos, y escandalizada porque para los organismos oficiales solo tengo un 10% de minusvalía. Tiene gracia, si estuviera bien podría coger a mi hija, la compra, las mochilas del cole… Si os enseñara la hoja con las “prohibiciones” os echaríais las manos a la cabeza, y para colmo en mi caso es bilateral, los dos brazos limitados.
En enero vuelvo al centro base a pedir una revisión de mi caso.

En fin, os dejo por hoy, que ya os he robado mucho tiempo. Que disfrutéis del domingo.